martes, 1 de diciembre de 2009

Cuaderno de bitácora


De madrugada, nuestro barco soltó amarras y contemplamos como se alejaba el puerto de Peumayén. No vimos a nadie agitar sus pañuelos blancos. Aún continuaba la fiesta de despedida y nos llegaba hasta cubierta el eco lejano de la verbena. Mejor así.

Sólo un muchacho, corrió durante unos instantes, siguiendo el curso de nuestra embarcación mientras marchaba paralela a la ensenada, lanzando adioses, gritos que ninguno supo entender, porque eran sólo pavesas cuando llegaron hasta nuestros oídos.

Durante un largo rato quedamos así, inmóviles, asomados a la barandilla de la cubierta principal, mirando como el horizonte nocturno devoraba la silueta plagada de luciérnagas de nuestra querida aldea. Alguien rompió el silencio con una risa entrecortada. Un recuerdo le atravesaba los párpados. Un buen recuerdo. Y reía para adentro, o no tan para adentro, mientras todos lo mirábamos. Explicó el por qué de su risa y ahí empezó el anecdotario. Hicimos repaso de lo aprendido, mostramos viejas cicatrices, cartas aún no escritas, declaraciones de amor pendientes, todo lo vivido, todo lo hallado, con la prisa del que cuenta para no olvidar, mientras nuestro barco navegaba mar adentro.

Fueron días tranquilos. Viajaba con nosotros un pequeño grumete, que como rabo de lagartija, se movía incansable de un lado para otro. Trepando por las jarcias cantaba a voz en grito. A menudo tarareaba una chacarera:

Soy el olvidao,
el mismo que un día
se puso de pie,
tragando tierra y saliva.
Camino hacia el sol,
para curar las heridas.”

Más de una tarde, Venus nos saludó mientras la viola iba de mano en mano, arrancándole astillas al olvido. El muchacho entornaba los ojos mientras cantaba

Soy el que quedó
en medio e'los ranchos,
guacho del fiao
a un mate y guiso inventado.
Hambre y rebelión
fueron creciendo en mis manos.”

Quedaba lejos la tierra gaucha en medio del océano. Peces voladores saltaban a nuestro alrededor ensartando retazos de arcoiris desprendidos de la voz del pequeño.

La noche se aborrascó y nos preparamos para la tormenta. El cielo derramó su ira y el barco danzó una danza terrible. Si a la parte del casco cubierta por las aguas se la llama obra muerta, en aquel momento todos lo eramos. O eso parecía. Se hizo el silencio. O no tanto, porque el crujido de la madera y el rugido de la tormenta atravesaba las paredes de nuestros camarotes, en los que casi todo el mundo se encerró, después de asegurar con trincas nuestros efectos de abordo y los ánimos.

Entre el embate de las olas, entre truenos y centellas, una voz se coló por debajo de todas las puertas. Era una queja en la voz de una mujer, suerte de soleá por bulerías o al revés:

Cuando la luna se pone sus zarcillos de coral

las olas del mar bravío

rompen a llorar.”

La voz, llena de sur y cante jondo, fue calmando el ánimo de la tripulación y pareciera que también el de las aguas que nos zarandeaban, porque poco a poco la tormenta amainó. Antes de salir todos a cubierta para buscar a la mujer que cantaba, pudimos escuchar los últimos versos:

“Tengo una puerta en mi alma

que no necesita llave

yo la tengo siempre abierta

y no me la cierra nadie”

Nadie supo de la intérprete aunque todos juraron oírla. Sólo el joven grumete se aventuró a hablar de sirenas gitanas que acompañaban a los marineros en momentos difíciles. La nave siguió su curso y nadie volvió a comentar lo ocurrido.

Trabajaba en el barco, un viejo marinero norteaméricano, algo cimarrón según decían sus compañeros. A menudo lo veíamos salir de la sala de calderas fumando un cigarro negro y cantando canciones revolucionarias.

En una de las guitarreadas vespertinas se atrevió a agarrar el instrumento.

This land is your land, this land is my land

From California, to the New York Island

From the redwood forest, to the gulf stream waters

This land was made for you and me

Entonaba la canción del sabio Woody Guthrie con la melancolía de aquellos que no vienen de ninguna parte y añoran su hogar.

Alguno derramó una lágrima recordando esa tierra que siempre fue nuestra y que nunca conocimos. Aquello que somos:

“here was a big high wall there that tried to stop me.

Sign was painted, said private property.

But on the back side it didn't say nothin'.

This land was made for you and me.”

Y aquello que ha de ser, sin muros que impidan nuestro paso, como el mar que cruzábamos al atardecer, ancho como un abrazo, como el recuerdo envuelto en el pañuelo de la infancia.

Por fin llegábamos a nuestro destino. Después de varias semanas de travesía tocaba despedirse de los compañeros de viaje. Así que esa noche hubo fiesta. El capitán sacó su mejor ron, aquel que tenía guardado en el cuarto de derrota (más apropiado imposible). Y en mitad de la noche un hombre declamó en voz alta unos versos de Nicolás Guillén, desde el castillo de proa, que cabeceaba con monotonía animal. Quizá fue en ese momento en el que un tres improvisó una melodía, sonaron unas tumbadoras y alguien, contagiado por el sabor a caribe de los tragos, se arrancó por Rubén Blades:

“Siempre aparece el sol, tras los aguaceros. 
Siempre, tras la tormenta llega la calma. 
Después de los tiempos malos, llegan los buenos 
y premian a los que no rindieron sus almas.”

Así hasta que los primeros rayos del sol arañaron las tranquilas aguas del mar, arrastrándose hasta encaramarse al bauprés, para escalar después cada mástil. Allá donde viajaba nuestro canto. Navegábamos hacia el amanecer. Aún sonaba la música cuando divisamos tierra.

Recuerdo nuestro viaje de regreso mientras grabamos los bajos para el nuevo disco. En ellos hay un poso de aquella odisea. En su madera nuestras canciones hacen temblar el alma inquebrantable de sus instrumentos. En la gravedad del contrabajo, navegan los peces voladores que encontramos a nuestro paso. En sus clavijeros se posan albatros, como aquellos que recibieron nuestra llegada con el estruendo de sus risas, dejando escombros de plumas en aquellas despedidas.

74 comentarios:

cruzando otros puentes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cruzando otros puentes dijo...

¡¡Genial Ismael!! un abrazo gigante =) Estoy ansioso por escuchar el retrato del viaje... Ya me imagino frasear al Contrabajo con una cierta melancolia.

Lau dijo...

Gracias Ismael

solyluna_71 dijo...

Ismael gracias por todo lo que haces

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Quiero que pasen los meses volando para que llegue la primavera y con ésta el eco de tus versos. Sentir como se me eriza la piel con los suspiros entrecortados de tus melodías y derramar dulces lágrimas por mis mejillas al escuchar el pasado.

Gracias Ismael.

CARMEN dijo...

Preciosa historia, nada me gusta más que navegar, para mí de las cosas más hermosas que hay en la vida, y si lo haces con buenos amigos, como en tu viaje, mejor aún. No importa el mal tiempo ni las tormentas, con un buen capitán y el canto de las sirenas siempre se llega a buen puerto.

Estoy deseando escuchar tu nuevo trabajo.
Besos miles.

Malen dijo...

Ismael de holluelos, con alas que van y vienen, adulto y ninio siempre.
Qué reconfortante es leerte y ver que seguis por buen rumbo, y que nos llevas por él.
Saludos agradecidos!

La mujer que corria tras el viento dijo...

Que hermoso es comenzar el dia con una historia asi...
Exitos Ismael!!!! estoy suuuper ansiosa por el nuevo trabajo, aunque reconozco que extrañare a Peumayen.

Saludos desde Argentina ♥

Laura.-

Gregorio Kolbe dijo...

Hola Ismael!
Gracias por compartir con nosotros parte de tu diario de viaje, aunque soy un convencido de que los mejores momentos no suelen quedar escritos. Por ello sigo esperando la llegada de tu disco (y de ti, que espero vuelvas a Neuquén en la gira de presentación) para que con tu música nos transportes allí donde has estado. Aún así, es genial tu relato.
Un gran abrazo

Maricel dijo...

Genial Ismael!!!

La verdad me quede sin palabras... no dejando de suspirar (para variar un poco), no dejando de soñar...

No se puede creer como escribis! me transportas a otro mundo... del cual a veces cuesta bajar...

un abrazo enorme!!

MARICEL

Sangre por tinta dijo...

Me encantas, cada palabra es una melodía.
Como siempre, gracias por estar ahí y ofrecernos tus letras.

Pd:Y aunque nadie las haya visto, yo creo en las sirenas gitanas :)

Sarabi dijo...

Estoy deseando escuchar el nuevo disco, así que a seguir currando!

Nares Montero dijo...

Menuda odisea, argonauta!

Oriente dijo...

Gracias por este paseito en el mar, nada me causa mas placer que ese mundo místico y profundo
Se extrañan tus relatos, se necesita oir tu voz; no nos hagas esperar mucho Ismael!!
Se te echa tanto de menos por Argentina...
Un gran abrazo lleno e sueños y esperanza!!

vida dijo...

Me encanta leerte!!! Siempre sorprendes, siempre me emocionas.

Un abrazo grande!!!

Lolo Croci dijo...

Ni la brisa salina que dobla con su fuerza al mas firme marinero, ni el smog mas oscuro, mas pútrido y doliente de la ciudad, podrán jamás, amigo Ismael, cambiar tu forma de escribir...
No quedá más que decirte gracias, por permitirnos ser a nosotros, los de Peumayen, pasajeros imaginarios de esa nave, y sacarle astillas a la melancolía nuestra de cada día, tocando una guitarra de cuerdas afinadas por el mismo vendaval (por eso siempre suena fuerte)
Un abrazo, y tantas gracias!

Dibibos dijo...

PAZ, es lo que siento al oirte, al leerte.

Vértigo dijo...

Me gusta leerte! Un placer pasarse por aquí.

Clarita dijo...

...Te lo he dicho una y mil veces
que te lo he dicho una y mil veces
que yo te quiero que te quiero
me da la gana quererte...¡¡Maravillosa buleria de nuestro amigo Fernandito!!
..y maravilloso relato, espero que las aguas mansas te dirijan de nuevo a nuestro sur, a nuestra Granada, que iluminada por el reflejo arcilloso de la Alhambra, espera tu llegada para así gozar de una noche inolvidable!
Se te echaba de menos, aunque en tu rinconcito siempre permanece el eco de tus historias, de tu voz y en definitiva, de tu presencia!
Gracias Ismael por volver!
Un besote enorme y mil sonrisas

Roci dijo...

Me haces feliz; me hace feliz leerte y si sueno un poco "cholula" como diria mi mamá, pero hasta ahora en mi vida no hay nada más lindo que escucharte y cantar con mi NO tan linda voz. Desde Río Negro; Luis Beltran, te saluda Rocío Silva una chica de 17 años que ansiosa espera tu nuevo cd.

LiLü [Èterno Rèsplandor..] dijo...

Espectacular historia de su retorno de Peumayen, que bueno es poder pasarla tan bien entre medio de tantos adioses.
A donde iremos a pasear con tu nuevo cd?? conoceremos otras playas u otros tiempos, volveremos al futuro mientras preparamos la receta para detener el tiempo?
Mientras nos mantengamos todos juntos, la vamos a pasar mas que bien en cualquier parte.

Y bueno, como te escribi en otras entradas (y lo voy a seguir haciendo hasta tener una respuesta..porque..nose..porque si! jajaj)

Me gustaria saber si recibiste en el reci de despedida en BsAs un libro que te tire al escenario, junto con una carta y un periodico. Solo quiero saber eso. (si me llegas a contestar algun dia, y me decis que opinas de eso, seria mas que feliz!)

Saludos compañero!
=)

Diegol dijo...

Gracias por tanto Isma

mig dijo...

Lo malo de los viajes de ida es el sabor a derrota, a perdida. Lo malo de los viajes de vuelta es la nostalgia de que aquella luz que nos mostró el camino ya no nos llamara.
Lo bueno de viajar es la magia que envuelve la travesía, esa familia que a veces a fuerza son personas que, gracias a dios están con nosotros.
La música fiel de los que cantan lo que han vivido y sufrido y festejado a través de la historial
Los cantos de las personas que no dejan de levantarse para levantar a su pueblo, su tan ultrajado pueblo

“maestros de pie, cuidando pichines blancos”

Así cantaba mi viejo pegando ladrillos para mi casa cuando era chico… así navegamos en tierra firme ahora pasados los años

“Levantate cagon” dicen mi viejo, tras cada tormenta, cada canto de sirena que nos quiere llevar a una muerte segura ahí esta la vos del capitán de este, mi pequeño barco.

Sigo pendiente de tu viaje, esperando impaciente noticias… gracias de antemano por volver

eMiLiA dijo...

Muchas gracias por el relato que hace más llevadera la espera.

Me has transportado con facilidad a ese barco con sus cantos y sus tormentas.

Un abrazo!

Gema dijo...

que cuentista eres.... en el buen sentido ehhh :-)
Nos dejas deseando escuchar nuevas historias y anecdotas,seguro que tienes para escribir un libro o mas.
Besos.

Elena dijo...

¡¡¡Gracias por tus historias!!! Recuerdo esa madrugada, yo estaba en el puerto viendo el barco alejarse, quizá no me viste!!! Besos.

Belén dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Seulement Laura dijo...

Que sigan siendo navegaciones de dulces versos, tibias melodías con gotarrones de melancolía colorida.
Que con la misma brisa que cubrió el regreso nos llene de risa cuando tus canticos y la tripulación inunde nuevamente nuestra orilla de la suave compañía de sus voces, melodías y nuevas sensaciones.

Abril dijo...

Timidamente habia ya empezado a echarte de menos, me encantan estas sorpresas, apareces cuando menos te lo esperas, al final no has podido cumplir el añorado retiro prometido, aunque fuera de un añito.

Hasta entonces prometo acordarme de vivir todos los días. Gracias por volver, por acompañarme en el tren cuando todavia no ha amanecido y apoyada en el cristal, a veces me sonrio sola y otras veces se me escapa una lágrima, cosas de chicas supongo.

Muchisimos besos gordos, gordos.

Regina dijo...

"¡Arriad el foque!, ordena el capitán. ¡Arriad el foque!, repite el segundo. ¡Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entretanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario, nos vamos a pique sin remedio."

(Ana María Shua)

Blog de Paco Piniella dijo...

Avante toda Ismael, en tu nueva derrota que te llevará al nuevo disco.

Lore SMS • dijo...

"Siempre, tras la tormenta llega la calma."


Hermosa historia... me encanta leerte y te imagino recitándola.

Alguna vez, ¿será posible que nos sorprendas por estos pagos con una de estas historia pero narrada con tu voz?
Sin arreglos, sin preparativos previos... sólo grabar y cargar...


Gracias Ismael

María Paula dijo...

Qué bueno compartir estos relatos saliendo a navegar un rato con uds. (a pesar del mal clima) ayuda a elaborar el duelo por el barco que partió de Peumayén prometiéndonos un nuevo horizonte..
Saludos desde este otro aldo del charco! Beso, paula.

Osmar Lopez dijo...

El barco zarpo y el faro de Peumayén alumbra más que de costumbre, como lo hace la Cruz del Sur en lo alto del cielo nocturno.
Todos lamentamos la partida del barco que lleva a nuestros amigos, amigos que quizás no conocemos pero queremos, amigos que quizás nunca más volveremos a ver.
Aún en estos cotidianos días en que la monotonía trata de dominarnos nos acordamos del buque que abordaste: "carpien diem".
El adiós que se repite una y otra vez, es más bien una promesa de pronto retorno.

Un abrazo amigo, esperamos impacientes tus artes.

Alerion Finigor dijo...

Increíble

Leticia dijo...

Hola Ismael!!! Me encanta todo lo que haces, todo lo que creas.. Tenes una manera fantástica de expresar pensamiento, la verdad es que algun día me gustaría muchisimo que nos sorprendas con alguna novela que relate las grandes historias que nos contas en tus conciertos, una mezcla de lo vivido, de imaginación, del pasado y de lo que uno espera..
Me tenes totalmente impactada!!! Te mando un beso gigante y espero que vengas muy prontito a argentina..
Te deseo lo mejor para este nuevo año, y muchisimos exitos con tu nuevo trabajo discográfico, que de seguro va a ser grandioso!!!
Leticia (ronace_49@hotmail.com)

Leticia dijo...

Hola Ismael!!! Me encanta todo lo que haces, todo lo que creas.. Tenes una manera fantástica de expresar pensamiento, la verdad es que algun día me gustaría muchisimo que nos sorprendas con alguna novela que relate las grandes historias que nos contas en tus conciertos, una mezcla de lo vivido, de imaginación, del pasado y de lo que uno espera..
Me tenes totalmente impactada!!! Te mando un beso gigante y espero que vengas muy prontito a argentina..
Te deseo lo mejor para este nuevo año, y muchisimos exitos con tu nuevo trabajo discográfico, que de seguro va a ser grandioso!!!
Leticia (ronace_49@hotmail.com)

Leticia dijo...

Hola Ismael!!! Me encanta todo lo que haces, todo lo que creas.. Tenes una manera fantástica de expresar pensamiento, la verdad es que algun día me gustaría muchisimo que nos sorprendas con alguna novela que relate las grandes historias que nos contas en tus conciertos, una mezcla de lo vivido, de imaginación, del pasado y de lo que uno espera..
Me tenes totalmente impactada!!! Te mando un beso gigante y espero que vengas muy prontito a argentina..
Te deseo lo mejor para este nuevo año, y muchisimos exitos con tu nuevo trabajo discográfico, que de seguro va a ser grandioso!!!
Leticia (ronace_49@hotmail.com)

Leticia dijo...

Hola Ismael!!! Me encanta todo lo que haces, todo lo que creas.. Tenes una manera fantástica de expresar pensamiento, la verdad es que algun día me gustaría muchisimo que nos sorprendas con alguna novela que relate las grandes historias que nos contas en tus conciertos, una mezcla de lo vivido, de imaginación, del pasado y de lo que uno espera..
Me tenes totalmente impactada!!! Te mando un beso gigante y espero que vengas muy prontito a argentina..
Te deseo lo mejor para este nuevo año, y muchisimos exitos con tu nuevo trabajo discográfico, que de seguro va a ser grandioso!!!
Leticia (ronace_49@hotmail.com)

criis_erre dijo...

...GRACIAS POR EXISTIR

Madame Bovary dijo...

Mil gracias por tu generosidad.

Un beso.

En barcos de papel dijo...

gracias por escribir en tu blog. al leerte, me leo..( que desesperación que me da!)

Daniel Bardalez dijo...

Tio eres un bendito,.,. gracias por bloggear, de verdad se aprecia mucho y leerte es un deleite.
Vuelve a Peru-mayen.
Daniel

LoreVero dijo...

Mi tormenta personal no logra encontrar aun la calma deseada, pero por suerte puedo huir tranquila porque encuentro en ti y en tus palabras mi isla donde naufragar...
Gracias por decir de manera tal que el alma se estremece, el corazon late y late!!
Vuelve pronto a Argentina Ismael..
Millones de Besos

Peperina dijo...

me gustaria escucharte narrando lo escrito... para poder cerrar los ojos y sumergirme en el viaje...

ama dijo...

ismael,que el sol ilumine por siempre tus ojos....

Dafne dijo...

¡Que hermosa historia!
Se eriza la piel de leer tus historias,
lo mismo me sucede con tus canciones.

Estoy ansiosa de escuchar tu nuevo trabajo.
Un abrazo

Saludos desde Chile.

En barcos de papel dijo...

si te leo, me leo ,,, no es que escriba tan bien como vos ajjajajes otra cosa...
que salga todo bien lo del disco.

En barcos de papel dijo...

ay dios mío!.. desacertados comentarios los míos!
ajjaja

Flores dijo...

Gracias Ismael, no sólo eres gran músico, eres un gran croonista. Tal vez no viene mucho al caso pero es mi única oportunidad para expresarme. Me gustaría contemplaras las posibilidad de otro dueto para tu próximo disco. Sería maravilloso compartieras la música con José Feliciano, Oscar Chávez o Lila Downs.

Un abrazo

Monica Binsou dijo...

Bellisimo ismael! Gracias por compartis tus historias...

peligro!!genteenobra dijo...

ISMAEL, gracias!, le pido a la vida que nunca reprima tus palabras, porque en ellas reside una magia inapagable!!
esperando que regreses pronto Uruguay
SALUTE!
emiPé

Fernanda Barbagallo dijo...

Me dio frío el viaje y algo de nostalgia... pero en tierra firme se recuerda el vértigo y por supuesto, ha valido la pena.

faks_87 dijo...

Que bella habilidad para sumergirnos en las aguas de tu mar de relatos y desencallar las ideas entroncadas bajo la tormenta.


Se espera con ansias ese trabajo nuevo y tu regreso a esta ciudad portuaria







Facundo

Bio2009cvd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bio2009cvd dijo...

Los viajes que nos presenta la vida... nos hace pasar por momentos y lugares maravillosos, las bitácoras nos sirven para plasmarlos y es la lectura de ésta lo que da sentido a lo vivido, un recuerdo nostálgico de nuestros momentos más felices.

Lai dijo...

Convencida que este nuevo disco sera tan hermoso como los otros...
Lo espero ansiosa desde Agentina!!!

Gracias...por la compañia!

Besos =)

MaLau dijo...

Ismael, de tanto hablar de viajes, barcos, despedidas, recordé aquella frase de nuestro querido Joaquinito Sabina q dice: "... al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver...", ¿Será q esos viajes trajeron a otros vistiendo nuestros cuerpos?, ¿Será q ya nada es lo q era?... Cuántas preguntas!!! y todavía no encuentro la respuesta justa... Como cada vez q entro a tu blog y te leo, me siento en la obligación de decirte GRACIAS!!!, xq mientras tratamos de dar respuesta a todos los interrogantes, te escuchamos, te leemos, te recordamos en los conciertos, cerramos los ojos y nuestro corazón regresa a Peumayén. Sin palabra el relato q nos dejaste en esta oportunidad.
Gracias x escribir así de hermosoooo!... Gracias x la complicidad con la q escribís, GRACIAS x enseñarnos el camino de regreso, aunq aveces este muy lejos de volver...
Grande Ismael, AMIGO, COMPAÑERO... HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COLEGAAAA! VENCEREMOSSSS! Un gran Abrazo, y acá en Córdoba (Arg) te esperamos siempre, tenés tu casa...

Vane dijo...

Navegar a través de tus letras, encallar en algún viejo recuerdo, o perderse para encontrar lo que nunca fue de uno...

Uy creo que si sigo te escribo una historia acá. Es que escucharte, leerte es eso: inspirarse!!!

Gracias por todo Ismael!!!

Anita_barc dijo...

Hola Ismael!!!
Me encanto la historia, tenes es poder de trasladarme o hacerme sentir que estoy en ese barco, mirando todo lo que pasa...
Acá estoy en mi tierra, esperando con muchas ansias tu regreso por estos rumbos... tu música... tus amigos... tus conciertos…
Besos y Suerte!
Anita

carolina dijo...

Estimado habitante, Peumayén está de lo más triste. En mi país estamos despidiendo a Víctor Jara.
Él, lanzó gritos que nadie supo entender.
Hoy, su traje viste la misma madera de hace treinta y seis años.
Estimado Ismael,
como siempre, muchos más abrazos.
Carolina Yarur.
"Que el canto tiene sentido,
cuando palpita en las venas
del que morirá cantando
las verdades verdaderas,
no las lisonjas fugaces
ni las famas extranjeras
sino el canto de una lonja
hasta el fondo de la tierra."

"Ahí donde llega todo
y donde todo comienza,
canto que ha sido valiente
siempre será canción nueva."
"Manifiesto" (fragmento) – Victor
Jara

*GEORGINA* dijo...

Cuando uno comparte historias, nos invita a vivirlas un poco..
(x ende, creo que me subí a ese barco)

la redacción tiene una descripción exquicita.

abrazo gde.
Georgi.

Paauu dijo...

Que hermosa historia!
La verdad, espero ansiosa tu nuevo disco, y el regreso soñado y seguramente imposible, a Chivilcoy(Bs As, Argentina) como aquel 24 de marzo inolvidable.
Muchisimas gracias!

Ana Paula:)

Paauu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela Maragliano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
valentina dijo...

No sé por qué leerte siempre significa imaginar de protagonista de alguna historia a un muchacho flaco, desgarbado, de esos tímidos y retraídos, que sin embargo sueñan todo el día, son como un tesoro esperando ser descubierto. Leerte significa visualizar a una viejita mirando por el balcón esperando el regreso de su amor. Leerte (y escucharte) es ver a la Latinoamérica de García-Márquez hecha vida, hecha canción y palabra reivindicada. Leerte es soñar. Es imaginar que se puede vivir soñando...

Se escuchan rumores; que te has vendido al gobierno Español, que de revolucionario te queda poco, que el Ismael que lucha ha desaparecido, que se ha dispersado en el ambiente de la música. No quiero dudar de tus palabras, aunque claro, como humano se duda, y nisiquiera puedo afirmar con certeza que eres tú quien escribe o quien lee este blog.

Supongo que en realidad no importa, no importa porque este post desaparecerá como tantos otros. Aún así, aunque no sepa bien quién está detrás de tan maravilloso testimonio musical, sé que hay magia contenida en cada canción, y que, quiéralo o no, como un infructífero intento de ir contracorriente, tus letras me seguirán haciendo soñar, imaginar, despertar... seas tú o no Ismael Serrano, quien todos creemos que eres.

Gracias. Infinitas

Perdona la esquizofrenia de este post; humanidad, como siempre, irreverente, impredecible, incoherente.

.Lou Sara Salomè. dijo...

Querido Ismael,

Gracias por escribir, por tus renglones alimentados de letras y espacios, de murmullos y silencios.

Sé que te lo han preguntado mucho ya, pero... voy a ser pesada, ¿vale? : ) ¿sabes si podremos ver en España "el hombre que corría tras el viento"?

Y quiero decirte una cosa, si me permites la confianza, ¿para cuando un libro?

Deseando escuchar el nuevo disco... me despido con un hasta pronto.

un beso y muchas gracias

mejor la vida simple dijo...

Hay palabras donde hay corazón y hay corazón donde corre la brisa, el mar y sus misterios.

Suerte Ismael

tusojosmiletra dijo...

muy lindo relato Ismael...ansiando volverte a oir canciones nuevas atraves de unos parlantes y mucho mas de ver otro concierto en mi cuidad como los q siempre has compartido los mayores exitos!! un abrazo desde santa fe Argentina David.V.

MaGuI dijo...

Ismael que placer!!!!!!!!!!!! siempre es un placer, leerte, escucharte....
Que hermoso oficio el del trovador, que bien nos hacen lo cuentos, los relatos, que placer, que cosa tan hermosa la del ser humano de poner en versos sentimientos, sensaciones, placeres, siempre agradecida de tus referencias a argentina te siento cercano, te siento un hermano, un compañero.
mil graciass por el aliento, por contribuir a la certeza de que otro mundo es posible
besos y abrazos

Baleno dijo...

Ismael:
No se lo que se le dice a los tipos como vos, supongo que con un "gracias" inmenso alcanza, pero uno tiene casi siempre esa puta costumbre de querer ser original y la embarra.
Yo te voy a decir simplemente "gracias" para no ensuciar nada de lo que pienso y se que no me saldría como lo pienso.
Y te dejo un regalo...

EL CAPITÁN

Si te importara quién queda detrás
Cuando la barca deja de ser lenta
Sería propicio poderte explicar
Quien rema tus sueños bajo la tormenta.

Pudiste seguir siendo “el capitán”
De tu balsa repleta de miedos,
Pero te cegaste con la inmensidad
Del barco en el que sos un marinero.

Y el naufragio te esperará igual
Porque el agua va pudriendo todo
A menos que quieras echarte a nadar
Corriendo riesgo tu ser de igual modo.

Si el norte dejara de ser el lugar
Que marca el rumbo al no avistar tierra
Seria imposible que puedas lograr
Vencer tus monstruos librando una guerra.

Pudiste hundirte con tu embarcación
Para rezar que se salve tu alma,
A cambio quisiste salvarte la piel
Sabiendo que tu elección lleva un karma.

Y la suerte quizás no sabes
Tiene dos caras como una moneda
La que mira al cielo es quien debes de ser
La otra no importa seas lo que seas.

p.d.: Dejo un lugar, quizás también soñado, en donde a veces despierto...
www.sobremuriendo.blogspot.com

Siempre te esperamos en Argentina Ismael...

Alexia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Güije:::::::::::::::: dijo...

tan genial como siempre maestro Ismael...que chacarera que mencionas, por favor!!, cada vez que uno la escucha la piel de gallina es inevitable. Sos de los pocos grandes de la musica fuera de argentina que puede reconocer la fuerza de nuestro folclore. Adelante, y espero el nuevo disco.

Gabriela Maragliano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.