miércoles, 20 de noviembre de 2013

Frío soleado

Este frío soleado de la infancia,
justificante firmado para la maestra,
tos de noviembre y vientre de marzo.
Otoño convierte en Oz a todas las ciudades,
y a cada hombre de hojalata le regalas un corazón
cada vez que te ven esperando el autobús
con la mirada perdida en Paul Auster.

Entre los cojines de cada sofá se esconde un tesoro
y todo temporal deja una enseñanza.
Dejarse empapar por la lluvia
gritando tu nombre, aunque ya no tengamos edad,
nos arranca las espinas de la garganta.
Sobrellevaremos la bronquitis
sacándole brillo a las medallas
doradas de esa juventud
que fue tu nombre tallado en los pupitres.

Encuentro mis ojos de joven enamorado
como quien encuentra un billete
en el bolsillo de un viejo abrigo:
que sorpresa saberse tan vivo.


Y me echas una manta por encima
y digo adiós a la tos de noviembre,
al maldito aire acondicionado de los aviones,
a este silencio de iglú desalojado
que empapa el titular del telediario.
Porque tú, con tu regazo de horno y encina,
me llevas a los años en que Madrid era una isla
y yo esperaba a un Viernes con tu rostro.
Tú, aurora austral, me quitas el frío
con ese sol de la infancia tan viernes por la tarde
y entonces tu mirada hierbabuena
me cura con sus dioptrías violetas.

11 comentarios:

Anabella Macció dijo...

"Vientre de marzo" y ya nada volverá a ser lo de antes, ya todas las mañanas tendrán otro sentido, y en el latir de ese pequeño corazón el tuyo palpitará eternamente. El amor más puro, el amor verdadero, el amor de la vida, ese eterno e inquebrantable. Besos, felicidades!!!

LOLA ALCÁZAR dijo...

"Dejarse empapar por la lluvia
gritando tu nombre, aunque ya no tengamos edad,
nos arranca las espinas de la garganta"

¡Bárbaro!¡Magnífico!

GRACIAS, MAESTRO.

LOLA.

Luis Sáez dijo...

Como una mirada perdida en abril,
como recovecos obscuros del tiempo,
sentirse joven de nuevo,
ingenuo,
para volver a creer
y saltar sin miedo
en lo profundo de una mirada de abril....,
aunque sea en diciembre

jaime dijo...

Agradecido...

Anónimo dijo...

Sandra
Dejarse empapar xLa lluvia
gritando tu nombre, aunque ya no tengamos edad... aiinnnsss quién fuera ...

alejandra mendoza dijo...

maestro! eres el mejor! saludos del fin del mundo!

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

En Baires el sol de noviembre nos recuerda que el verano llegará.
Una mirada nos envuelve y la energía fluye.
Gracias por el último concierto en el Rex, fue realmente emocionante, también disfrutamos cada minuto.
Que tengas un lindo jueves y un rayito de sol ilumine tu día!!!

Anónimo dijo...

No viniste a Montevideo :( again...

Anónimo dijo...

avisanos a nuestra vecina orilla querido compañero de mis mejores soledades escuchando tu música, aviasanos.
te dejamos la luz encendida... por si se te ocurre volver de repente a alumbrar este recuerdo incandescente.

peperina dijo...

La verdad, no deja de asombrarme cómo uno puede extrañar con tanta genuina familiaridad, a alguien que no nos conoce la cara.
Escuchandote Ismael, beso

Redrum Blues dijo...

Señor Serrano, me informan que en la selva Lacandona, ahora mismo, a escasas horas de celebrar el 20 aniversario del alzamiento, los compañeros insurgentes escuchan sus canciones...Mientras ni Marcos abandona, señor Serrano, fuente inagotable de antídotos contra el letargo, los imprescindibles, seguimos luchando. Feliz año!