miércoles, 2 de noviembre de 2011

Madrid

Madrid  era la aurora esperando nuestra llegada,
borrachos e invencibles,
por una avenida vestida de claveles y panfletos.
Regresé a esas calles,
las cariátides miraban el ir y venir
de transeúntes que jugaban a olvidar.
Yo te miraba a ti,
con tu rostro lleno de pecas
como luciérnagas inquietas,
revoloteando sobre las aceras amarillas.

Era otoño.
Como casi siempre que uno recuerda.
Los plátanos desnudos
como las manos abiertas de las plañideras;
las plazas huérfanas de banderas,
llorando por una acrópolis sitiada,
Pericles desnudo y desarmado.

Siguen cerrando cines
y, como en las puertas de Tanhauser,
creo ver rayos C
sobre los neones de Callao,
palomas plateadas que brillan lejos.
Huele a castañas asadas
y mujeres malheridas
duermen en los portales,
corte de los milagros sin mesías que los salve.

Hay también ese rastro de infancia
en lo alto de los edificios;
y en el fondo de los escaparates,
arrecifes de coral de saldo,
folclóricas que bailan sobre los televisores,
litografías de un otoño en que llovía,
retratos antiguos,
mi amigo estuvo en Madrid
y sólo me trajo esta camiseta,
esas cosas que nadie sabe quien compra
pero que brillan sobre mostradores
como láminas de un mar en la tarde,
como recuerdos que encharcan los bares.

Soy parte de Madrid,
como soy el hombre que te busca,
que sabe que en tu espalda
se vierten las cascadas del primer deshielo,
que cambia las cuerdas de su guitarra
porque empieza otro otoño
que se empeña en parecer primavera,
como la aurora que tú y yo habitamos.

Madrid era la aurora esperando tu llegada.

36 comentarios:

Noe dijo...

Me encanta :)

Opiniones incorrectas dijo...

Bello Isma, por fin estás en España :) ¡Besos!

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Tan bello como siempre!
Que tengas una linda semana en tu querido Madrid!!!
Besos!!!

LILIANA dijo...

Vos en Madrid, y yo en Buenos Aires con este aire que ya nos trae el verano, pero el mio es aire de campo, ya que no vivo en la iudad sino en un pueblo.
Pueblo que no tiene montañas, pero tiene verdes espectaculares,y tardes donde al andar en bici se respira una aire limpio, donde los niños juegan a la pelota en la vereda, mi pueblo no tiene mares, solo lagunas pequeñas, arroyos, sitio para aquellos que quieren intentar pescar, jejej aunque solo sean mojarras.
Vivo en un Pubelo muy distante de donde te encuentras, pero amo la poesia, amo tus letras sera porque logras expresar en ellas todo aquello que muchas veces he sentido, sin encontrar la palabra justa que lo defina.
Gracias Ismael, por tanto.

Desconcierto dijo...

Siempre Madrid, Ismael...
'vuelvo a madrid'

Desconcierto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isa. dijo...

"Era otoño. Como casi siempre que uno recuerda."

Será por aquello de que los recuerdos son viejos, como los tonos ocres de las hojas al caer...

Martuchis dijo...

Lo que me encanta de tus escritos es que aunque son muy nostálgicos, reflejan que estás muy enamorado.

Ha de ser hermoso que alguien tenga la capacidad para amarte así.

Engra dijo...

Que inspirador. Leer tus palabras es unas especie masaje para mis ojos.Gracias.

CARMEN dijo...

Bienvenido a casa.
Un abrazo.

Vértigo dijo...

gracias. también soy parte de madrid.

diego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
diego dijo...

Abrir el ordenador cada semana, astiado por los agobios de este mundo, por sus tráficos, sus noticias aterradoras y su falta de sentimientos; y encontrarte con palabras como las tuyas, que te hacen sonreir y suspirar por algo que deseamos.

Muchas gracias Ismael por hacernos sonreir y suspirar cada vez que leemos tus entradas.
De un admirador que intenta aprender poco a poco el arte de la escritura.

ANABELLA dijo...

De tan lejano, siempre termino sientiéndote cerca, aún en tu indiferencia; obstinada y orgullosa, siempre vuelvo a encontrarte. Bello como siempre lo que escrbís.

Lala dijo...

Intenté sentarme frente a la compu y contarte sobre mi motor de búsqueda y demás, pero llegué tarde. Apostaba a que hoy escribías, apostaba digo conmigo misma y me ganaste la partida.
La locura se apoderó de mis días. El taller parece correr para avanzar y a mí que me gusta caminar descalza sobre la arena sin premuras se me hace difícil poner un freno hoy.
Tal vez sea generalizada esta sensación de que se acerca un final cuando del término del año se trata, todos enloquecemos un poco más!
Los actos del colegio, los encuentros con amigos con los que hace siglos no te ves, todas las actividades que se terminan para dar lugar a aquellas otras que aparecen.
Los deseos contenidos de crear, vos de escribir canciones, yo de pintar mis cuadros.
Las innumerables responsabilidades que se han acumulado y uno quiere dejar todo listo, quiere terminar sin pendientes, y somos sólo de carne u hueso, me repito sin cansancio. Y recién comienza noviembre.
Será que se suman los amores, los desencuentros, los viajes.
Será que me quedé con ganas de más.
Será que la distancia golpea. Que la ausencia da temores. Que sigo creyendo que todo va a ir bien...
Será que hoy es miércoles, que el engrudo está listo para crear más animales raros en manos de mis niños, que los vidrios de colores iluminan el taller.
Basta de locura!
Beso.

mentxu dijo...

Que bonito que vuelvas a estar en Madrid... No hay nada como volver a estar en casa. Así que vuelve a ser otoño....
Besos y sonrisas.....

MacarenaBelen dijo...

Las mejores caricias para el alma están hechas canciones con tu poesía... Un mago de las palabras... Quién más... Ismael

MacarenaBelen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfonso C. Cobo Espejo dijo...

Querido Ismael. Vaya saga familiar de artistas la vuestra. Hace unos meses descubrí -por azar y por el azar de mi padre- al tuyo. Qué excelente poeta es. Admirable. Soy vuestro fiel seguidor. Tuyo, desde hace tiempo, con tus canciones. Y un placer descubrir los versos de tu padre y leer ahora los tuyos nuevos.

Un abrazo de un cordobés que vive en Vietnam.

Alfonso Cobo

Hasta la victoria siempre dijo...

Muy bello!! Aprovecho este espacio para agradecerte Ismael por tu compañía, es sorprendente como la música puede hacernos sentir menos solos (aún cuando estamos rodeados de personas). Pero lo que más me reconforta de tus letras, es saber que no estoy sola en esta lucha por un mundo mejor. Somos muchos los que lo buscamos, pero creo que el problema es que todavía no nos damos cuenta de eso. Algún día vamos a despertar, nos vamos a reconocer y ese día va a empezar el cambio. Un abrazo desde Argentina!

jaime dijo...

Eres afortunado por volver a Madrid.

Gracias

Alicia Portillo dijo...

Bienvenido a la ciudad del epicentro (ahora censurado) de revueltas primaverales, de las protestas maestras por una educación libre, plural y de calidad. Bienvenido al otoño mojado que tanto esperábamos, para limpiar de espectros nuestro Madrid...

Abel dijo...

Ismael, como pasa a menudo, escribes tu pero lo siento yo.
Tu poesia es el cable que nos une.
Saludos desde Peru, gracias por el bello concierto, te esperamos de nuevo.

REYCON dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Escribano C. dijo...

Precioso. Me trae recuerdos de esa ciudad tan querida como lejana.

mejor la vida simple dijo...

Me levanto lejos de Madrid,
arrastrando un eco de mujer dormida,
y piso el frío que instaló la noche
en las cosas pequeñas.
“¿Qué había ganado haciendo un rodeo tan largo
para, al final, llegar al camino que seguían otros
y que absolutamente no deseaba?”
La frase de Saramago se enreda en mi pelo y no logro cepillarlo.
Se va la noche a buscar un lugar
para los sueños recientes,
que no han tenido final.
Yo sonrío por los nadies del mundo, por los anónimos,
por los sin nombre pero con número en las estadísticas mundiales,
sonrío por mí,
por los esfuerzos que bajan del río sin triunfo,
por los amantes que no saben encontrarse,
por el aire del invierno viejo
que se acerca cansado de arrullar cada año
una paz blanca siempre aplazada.
Sonrío para no olvidar lo importante,
y como protesta.
El broche de la chaqueta pesa y curva la solapa,
salgo sin cumplir con las formas.
No es Madrid. Esta ciudad es algo más fría,
sin ti.

Suerte Ismael.

Un Simple Blog dijo...

Que lindo es Madrid...!

Alejandro Mangiaterra dijo...

Gracias Ismael, la poesía no nos habita muy seguido. Te extrañamos en Rosario (Argentina)

viss dijo...

Me encanta es preciosaa!!

viss dijo...

me encanta!! es preciosaa!! :)

Anónimo dijo...

Llevo desde este verano escuchando tus canciones y ayer, le compré el libro de tu hermano a mi madre, pero en vez de leérselo ella me lo he leído yo. Me encantan tus canciones y de lo que hablan. Sois una familia de artistas.
Te admira mucho,
Yo

Emilia dijo...

Ismael... me dejás suspirando y suspirando!!!!! un genio... qué más!!!...me muerooo de amor!

Eterna Lolita dijo...

Madrid... Que ganas tengo de volver ^^

pattylemusr@gmail.com dijo...

Ismael: leer tus escritos llena tanto el momento y me encanta hacerlo porque reconozco que a veces se desaprovecha el momento a falta de palabras, de no saber definirlas. Tu lo sabes capturar muy bien, y por eso, eres mi amigo en silencio y compañero en ratos de soledad. Gracias por permitirnos penetrar una pequeña ventana de tu mundo y hacerte ante nosotros real, un gran ser humano. Me encanta visitarte y encontrar una pequeña comunidad de poetas, ya que tus fans asimismo se expresan muy bien. Muchos saludos desde EEUU

Anónimo dijo...

Hola Ismael, mi nombre es Martina y vivo en MDP. Leo tus entradas y creo que tengo el nombre para una de tus canciones, que te parece "amores bipolares".
Mira te cuento, hace unos años viví esa experiencia y es terrible, pero un día me aconsejaron que visite la gruta de la Virgen en Sierra de los Padres y realmente es milagrosa, así que en cada aniversario vuelvo a agradecerle, por eso mañana tres horas después del meridiano estaré ahí.
Si quieres anudo un pañuelo por tí, mucha suerte !!

PD: dicen que "San Antonio" también hace milagros...

Rocio dijo...

Hola Ismael! Excelente lo que has escrito, te felicito y agradezco por compartirlo con el resto de nosotros. Proximamente iré a trabajar en algunos hoteles en barcelona y no me has dejado otra opción más que tener que visitar Madrid. Jaja. Saludos