miércoles, 16 de noviembre de 2011

Domingo de elecciones

Era el cielo la trenza plateada de una anciana, un mar de mercurio surcado por peces voladores, galeones piratas sin rumbo ni tesoro. Era invierno y llovía. Sorteando la arista de algún paraguas despistado y los charcos en los que tu paso dibujaba coronas de agua llegamos a Barcelona, Daniel y yo, y presentamos su libro.
Lo periódicos adornaban sus portadas con el apocalipsis habitual. Mientras Europa asistía impasible a los golpes de Estado que permitían a los mercados colocar a tecnócratas usurpando la soberanía que el pueblo deposita en las urnas, nosotros jugábamos a reflexionar sobre este tiempo que algunos llaman posdemocracia. Son urnas sí, pero cada vez más funerarias.
Barcelona vestida de frío es hermosa. Como todas las ciudades con mar cuando es invierno y cada abrazo en un portal suena a despedida y los plátanos de los bulevares parecen las manos crispadas del que reza o maldice.
Volvimos a Madrid y el golpe de las ruedas del avión contra la pista me recordó la cita del domingo. El avión estaba en penumbra y Madrid bostezaba.
El domingo pensaré en ti. En tu grito como otro puño levantado en un atardecer lleno de promesas, en la luz de este invierno de mercurio y sol de domingo. Camino del colegio pensaré en las nuevas primaveras que ha de parir este diciembre en el que ellos vestirán de gris y tú de futuro.
Yo este domingo iré a votar. Consciente de que participar en democracia no es sólo introducir el sobre en la urna. También lo es ocupar la calle, convertir las plazas en ágoras de debate efervescente, militar, participar del tejido asociativo de la sociedad civil, comprometerse cuando la ocasión lo exige, estar alerta, no sucumbir, soñar aunque todo sea relámpagos y cuchillos.
Iré a votar pensando en ti. En tu exigencia de una democracia real, efectiva, voz de todos los ciudadanos. 
Aunque el día sea gris, como lo es el hormigón con el que se hacen los cimientos sobre los que se construyen nuestros sueños.

32 comentarios:

Fernanda Barbagallo dijo...

yo en ti

Noe B. dijo...

"Esta crisis no es la crisis del sistema capitalista,como muchos imaginan: es la crisis de toda unaconcepción del mundo y de la vida basada en laidolatría de la técnica y en la explotación delhombre. Para la obtención del dinero, han sidoválidos todos los medios. Esta búsqueda de lariqueza no ha sido llevada adelante para todos,como país, como comunidad; no se ha trabajadocon un sentimiento histórico y de fidelidad a latierra. No, desgraciadamente esto parece laestampida que sigue a un terremoto donde enmedio del caos cada uno saquea lo que puede. Esinnegable que esta sociedad ha crecido llevandocomo meta la conquista, donde tener podersignificó apropiarse y la explotación llegó a todaslas regiones posibles de mundo". LA RESISTENCIA, ERNESTO SÁBATO.

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Exitos!!!
Siempre hay esperanzas de un mundo mejor!!
Felíz jueves!!
Cariños, Baires de extraña!!!

Anabella dijo...

Qué capacidad creadora para describir de manera tan bella el acto electoral!

Ladytronca dijo...

Sí, hay que votar, yo lo haré este año desde Buenos Aires. No sé si por no haber estado en España en este año lleno de ciudadanía activa y revolucionaria -por fin- lo vivo con miedo. Espero regresar alguna vez y que el espíritu del 15M esté cada vez más instalado en la triste realidad política que se empeña en destruir todo, lo malo y lo bueno, para llevarnos no al pasado, sino mucho más allá: a lo que no debería ser.
Gracias por el post.

jaime dijo...

UNA PREOCUPACIÓN Y ALGUNOS DESEOS

-- Siempre me gustó mojarme --

Me preocupa esa mayoría absoluta del PP que todos pronostican. No me gustaría que les diésemos la confianza suficiente como para sentir que pueden hacer todo aquello que esconden detrás del humo, tras la cortina de ambigüedades. Se tomaron el tiempo suficiente para perfeccionar caretas y disfraces, y ahora nos resulta complicado distinguir tanto lobo trajeado y sonriente.

Deseo que las urnas devuelva al PSOE su falta de valentía, imaginación y coherencia para buscar soluciones, sus despropósitos.

Y deseo, alguna vez, comprobar el comportamiento de IU tirando del carro, en primera línea. Pero eso lo dejaremos para más adelante. Tal vez a lo más que pueda aspirar en estos comicios sea a pasarlos con dignidad, obteniendo el refrendo suficiente como para formar Grupo Parlamentario. Sería recomendable y necesario. Como lo sería que Gaspar Llamazares consiga escaño y, ya por pedir, que también tenga presencia y voz en el Congreso Luis García Montero (creo haber leído que va como nº 3 por Granada). Mucha falta nos hacen voces y almas como esas, personas que dignificarían la política en general y esa Cámara en particular.

Como deseo que EQUO también ayude a reiniciar y reciclar esta democracia triste y somnolienta.

Y que PACMA obtenga el respaldo suficiente como para seguir hablando por y para otros seres vivos muy parecidos a nosotros.

Y que los corruptos paguen, ante la justicia y en las urnas, sus fechorías.

Y deseo que no perdamos la confianza en la política, sino en algunos individuos que se dedican a la política sin saber el oficio y sin vocación.

Y que no pasen otros cuatro años para ejercer el derecho a manifestar como queremos gestionar algunos asuntos.

Y más, muchas más cosas son las que quiero.

Afinemos el instinto, las pupilas y la memoria.

Y vayamos a votar.

CARMEN dijo...

Yo también iré a votar, y lo haré pensando en un mundo mejor y más justo. Aún nos quedan tantas cosas por hacer...

Abrazos desde este Mediterráneo triste y lluvioso.

Fernando Fantin dijo...

Aquí en Argentina ya votamos y, debo confesarlo, lo hice con un profundo abatimiento, una sensación de angustia producida por la certeza de que, estén los que estén al poder, todo seguirá igual. Los ricos se harán más ricos, los pobres más pobres y el país, poco a poco, se consumirá devorándose a si mismo. No era el alegre sentimiento de la democracia el que me acompañaba al depositar mi voto en la urna sino la amarga sensación del derrotismo

mar dijo...

Iré a votar.
No todo está perdido. No dejemos que decidan las encuestas. Que no minen nuestro ánimo!!
Estás trabajando en un nuevo disco y me encantaría saber de que va. Nos irás adelantando cosillas, no? Besos.

Zeru Gorriak dijo...

Y tanto que Diciembre parirá nuevas primaveras, quizá la gestación se alargue, nunca fue una ciencia exacta, pero llegará el día en el que las calles, nosotros, nos vistamos de flores.

El texto es precioso, sin duda le hace honor a la ciudad infinita, a todas las ciudades infinitas,y a la lluvia y al mar; nunca vi Barcelona tan bonita como cuando llovió.

Aún queda mucho por llover, más aún en primavera, quizá tarde en llegar pero, sin duda, se vestirá de color y alegría, llenará calles y bares, las pequeñas revoluciones precederán a las grandes y todos nosotros observaremos tranquilos, miraremos al mundo desde dentro y sonreiremos, otra vez, tranquilos y felices.

El camino será largo, sin duda, será duro y quizá no llegaremos nunca al final; pero de lo que no hay duda es de que haremos camino, seguiremos luchando hasta que la muerte, inevitable, nos lleve. Aún entonces, habrá quién siga nuestros pasos y los lleve hacia adelante.

Una de las primeras zancadas es ir a votar el domingo.

Un abrazo

Soltando Letras dijo...

Que quienes salgan elegidos, aprendan de una vez que hay que mirar más al pueblo y menos a la clase política. Vale ya, estamos cansados de mantener a unos cuantos para que decidan por nosotros sin contar con nosotros. Pero sin duda, yo iré a votar, jamás dejaré de soñar y luchar por un mundo mejor, aunque mis armas sean la ilusión y un sobre de papel.

maría jesús dijo...

El domingo iré a votar y pensaré en mis compañeros del instituto y,sobre todo, en los compañeros que no están trabajando este curso. Pensaré en mis alumnos, en mis hijos... iré a votar con más ganas que nunca. Ejerceré este derecho y este deber porque no podemos eludir nuestra responsabilidad.
Madrid está triste.
Esta mañana, temprano, la luz rosada de la aurora se mezclaba con las nubes. Aún tengo ilusión.

Lylo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lylo dijo...

Que esperanzadora la forma de plantear las elecciones, siempre hay q agradecer la democracia ante todo aunque a veces suene a falacia debido a las opciones lineales y q no difieren mucho entre ellas sumado al resultado anunciado previamente, al menos eso me sucedió a mi en las pasadas elecciones en Argentina, ya se vislumbraba que no habría cambio alguno.
Me llevo la imagen de Barcelona en invierno q tantos recuerdos me trae...ayer soñé con volver :).
Besos y gracias.

Anónimo dijo...

Harto de estar harto de tanto político sin vocación pública, escoltados de si mismos, aferrados al poder, dependientes de un suelto que proteger, aburguesados en coches presidenciales, mafiosos corruptos, engañabobos, trileros, arquitectos de mentiras, despotas....

Un mundo mejor es posible pero con el espirito de los republicanos de antaño, con valores y valor...

Niuqech M. dijo...

No se a que tengo más miedo si al domingo o a despertar el lunes y comprobar que no fue una pesadilla.


SALUD¡¡¡

mejor la vida simple dijo...

Escucho como se forman los charcos de agua.
Escucho música.
He dejado de pensar en la política como algo serio;
como una solución a problemas y necesidades;
a injusticias y carencias;
a silencios corruptos y a manos llenas frente a manos vacías.
No tomé nota la primera vez que apagué sus discursos, y
dejé que el silencio hablase de respuestas y acciones.
No quiero seguridades falsas a cambio de libertades universales;
ni ver repartir privilegios en vientres llenos.
Escucho el radiador del cuarto, mientras calienta la habitación.
En este país no hay elecciones.
El domingo, será un domingo de noviembre sin votos ni colegios con urnas.
Se vota a distancia,
por otra forma de afrontar las limitaciones y las grandezas del mundo y sus habitantes;
por escaños para la sociedad civil y civilizada, para la gente corriente,
que vista de cerca no es tan corriente,
sino única y cargada de proyectos posibles;
por sillas donde apoyar la sabiduría cotidiana,
los libros de poesía, y la belleza de los cuadros
que trazan colores en el paisaje.
Yo el domingo, tengo pensado salir
con el voto en la botella que lanzaré desde el puente,
prometiéndole un viaje largo hacia Ítaca.

Suerte Ismael.

jaime dijo...

Elecciones nov´11 – Senado.

Por si alguien lo olvidó, el domingo también elegimos a los próximos inquilinos de la Cámara Baja de las Cortes Generales, los Senadores.

Dice el Art. 69.1: “El Senado es la Cámara de representación territorial”.

Tal vez hace un tiempo tuvo su importancia, pero, en mi opinión, hoy carece absolutamente de relevancia. Ha quedado como refugio de vividores, como escondrijo para personas que, de alguna forma, han trabajado para el partido de turno, y claro, hay que buscar la manera de recompensarles: ¡Pues te proponemos como Senador/-a!.

Pasen, por favor: http://www.youtube.com/watch?v=ZoEapzocngs

Como en otros tantos asuntos constitucionales (Corona, ...), también aquí haría falta una buena actualización.

Un Simple Blog dijo...

Votar, siempre hay que ir a votar. Es algo que se valora cuando se pierde.

Andante dijo...

Hace muchos años, votar era un derecho, del que las mujeres carecían. Las mujeres lograron que se las reconociera su derecho como ciudadanas y con independencia del signo político que tomaran aquellas elecciones, las mujeres comenzaron a surgir de su invisibilidad. ¿Quién soy yo para dejar de ejercer un derecho que tanto esfuerzo y lucha costó lograr?.
Evidentemente, votaré el domingo, con un papel como arma, ejerceré muchísima más fuerza de la que un puño podría lograr.
Sé que a algunos partidos conseguir escaños les cuesta más votos, porque la Ley Electoral es injusta. No se ha modificado ni intenciones cuentan. Pero yo me rebelaré el domingo y el lunes, y todos los días, por intentar cambiar este Sistema.
Tengo sueños y miro al futuro con esperanza. No confío, porque no me fío de los que colocan al frente para regir el país los mercados. Pero confío en el ciudadano, en aquel que cada día, aunque haya caído se levanta y sigue adelante. Que ejerce sus derechos, y sabe que tiene obligaciones.
El domingo, habrá SOL y las calles volverán a ser pisadas. Y armada con un sencillo papel, exigiré una Democracia Real, con pluralismo político y Participación Ciudadana.
Las urnas nos esperan. Exijamos a los políticos que nos den cuenta de lo que hacen. Comprometámonos.
¡Salud!

susurrosdeultratumba dijo...

Dicho hormigón está hecho con los ineluctables susurros del alma. Caeremos miles de veces, la realidad será zaina y viciosa, pero nadie apagará la luz de nuestros sueños.

Yo también votaré.

Alfonso Perdrix dijo...

Yo también votaré.Votaré al partido anticorrupción, que no existe . Votaré al partido por un salario mínimo más justo, que no conozco. Votaré a un partido por un mundo mejor,que nunca conocí. Creo que te votaré a ti.

maría_cantonero dijo...

se podría ser cantante y político???? yo también te seguiría...

Clarissa dijo...

Hermoso tu cierre, mucho mejor que el de la jornada electoral seguro...
Serrano político no.
Siempre se me viene a la mente esa canción hermosa " Al bando vencido" ser poeta y rociar música es una inmensa tarea.
Que el mal no dure y que sea oportunidad de ver solidaridad,algo que brille entre ese gris de arriba y de abajo...

Carlos dijo...

El día fue gris. Ayer fue un día gris. Y hoy, aquí en Barcelona, no ha amanecido de mejor color.

edgar dijo...

Ismael no te entendí nada, pero igual me gusta tu música, saludos

Angel Matos dijo...

Ismael... Quiero compatir contigo un poema que escribí hace poco mientras muchos ruidos amenazaban mi paz y tu música me acompañaba... Lo comparto contigo y con tus seguidores. Si gustas escribirme, puedes hacerlo a nerudapr@gmail.com


Quiero tatuar un silencio histriónico
sólo violado por una canción de Ismael Serrano;
no dejar entrar la melodía de coquíes y grillos
ni el disturbador conjunto de sonidos del barrio
ni el caprichoso sonido del celular indiscreto;
que no suene una ventana en Facebook
ni MSN ni Yahoo ni Gmail porque no quiero
porque quiero el anonimato del silencio
el vacío que se llena con la ausencia de voces
que sólo nombran lo que quiero sea nombrado;
tengo acceso restringido en mi mente a nombres,
hago un filtro a los rostros y los dibujo todos iguales
no permito tonos de voces ni sonrisas ni gemidos
tengo incluso limitada a mis personalidades
porque no quiero un Yo imprudente que piense y sienta
sólo quiero sombras de mí y de todo y de todos y de nadie
persigo la inercia de la ingravidez del vértigo
el no saber que ser ni cómo porque no quiero nada nombrado
porque no hay veces permitidas ni la del suspiro
no quiero que nadie me tome pena y me nombre cosas
sólo tengo lugar para este no ser ni saber ni querer
ni tampoco quiero el sonido de un corazón inconcluso
no le permito a mi consciencia entrada ni que se asome
aspiro a una esquizofrenia inmedicable más allá de la cura que escondo;
esta noche, como algunas otras a las que he temido,
no le permito ni me permito ningún sonido con memorias
sólo dejo entrar una canción de Ismael Serrano
mientras brindo con las sombras tarareando sin voz
una canción que adentro me arde y que nunca tú ni nadie sabrá.

Gisele dijo...

Siempre tuve la certeza de que EL QUE NO ARRIESGA NO GANA, así que por eso decidí dejarte aquí este mensaje. Realmente no sé que es lo que pretendo con hacerlo, ¿qué lo leas? ¿qué lo respondas? ¿ambas? Sinceramente no lo sé, sentí el placer de hacerlo y aquí estoy.
Debo confesarte que primero conocí a Rodolfo, bueno conocer como quien dice la cosa, no. En los primeros tiempos de mi estadía por la Universidad de Buenos Aires, hace ya casi 5 años (ahora debo decir que transito los últimos tiempos de la carrera de ciencias de la comunicación y por allí viene la cosa), una profesora que nos enseñaba sobre escritura nos dio para leer un artículo de un diario español, y allí fue que me quedé releyendo varias veces el mismo texto, algo evidentemente me había llamado la atención. Al terminar la clase me acerco hacia ella y le pregunto si conocía al autor, Rodolfo Serrano, me dijo que lo seguía a través de un blog porque además de ser periodista era poeta, y así fue como desde ese día lo sigo semana a semana.
Después de unos meses, una “vieja amiga” me dice: tenés que escuchar este tema a ver que te parece, es de un cantautor español, se llama Ismael Serrano, y allí: “Papá cuéntame otra vez”. Desde aquel momento creo que comencé a entender un poco a los fans, a los que siempre creí exagerados. De todas maneras no me considero serlo. Creo que tal vez se deba a esa visión, sobre todo de lo social, que tenés de los hechos, o quizás el lazo de ambos con el periodismo, ya que en varias ocasiones pienso que eres un periodista que canta; porque como dice Marguerite Duras, un periodista es alguien que mira el mundo, su funcionamiento, que lo vigila cada día desde muy cerca, que lo ofrece para que se vea, que ofrece, para que se vuelva a ver, el mundo, el acontecimiento.
¡Ah! y luego de un tiempo hice la relación y me di cuenta (no sé como no lo percibí desde un principio si, vaya hombre que son iguales) que sos el hijo de Rodolfo.
Te pude ir a ver en varias ocasiones, la última fue en 25 de Mayo, porque como no venías a la ciudad de Buenos Aires, y como nunca está mal hacerse una escapadita a mitad del año, junto a unos amigos/as partimos e iniciamos nuestra huida. La verdad lo pasamos muy lindo, tuve oportunidad de verte cerca pero tal como me suele suceder con las personas que admiro no quise molestarte a la salida del teatro, sólo miraba como las chicas se te abalanzaban y si, es que tienes locas a más de una acá en Argentina. También pude ir a ver a Rodolfo cuando vino a presentar “La blancura de la ballena”, aunque como le escribí en varias oportunidades sigo a la espera de “Un oficio de fracasados”, te vi y otra vez la marea de gente para sacarse fotos. Bueno, dicen que la tercera es la vencida.
En fin a veces suelo preguntarme cómo una persona puede causar tanto sentimiento de pertenencia, siendo que vivimos a cientos de kilómetros, que nuestras culturas son algo diferentes como también nuestras generaciones. Pero creo que tu talento traspasa todo ello, y como solemos decir con mis amigos este hombre tiene algo especial que hace que se te erice la piel. Así que tus canciones me suelen acompañar en mis viajes del trabajo a la facultad, y de allí de nuevo a casa para hacer más amena la rutina, para compartir con mis amigos que también te siguen. En fin, que la extensión se me fue de las manos, como verás no tengo capacidad de síntesis.

Sin más, te mando un beso y un abrazo grande.
Y por favor, no tardes en volver al sur, que te estamos esperando.
Saludos
Gisele

Ana María dijo...

Hay realidades que ya no mutan con un voto. Ni siquiera con un voto colectivo _el de todos_ ejercido desde el hartazgo y la nobilísima intención de cambio.

Hay realidades duras como el acero que solo un fuego purificador reblandecería para convertirlas en otra cosa.

Realidades, al fin, donde solo triunfa y se abre paso la solidaridad cotidiana de los seres pequeños. Esos que jamás gobernarán el mundo pese a elegir con un triste voto a quiénes sí lo harán por ellos.

Tanto movimiento, tanto progreso y tanta historia para, de alguna manera, no haber avanzado absolutamente nada en lo esencial. Para seguir anclados _muy a pesar nuestro_ en el 'Kilómetro Cero':

http://www.youtube.com/watch?v=-vMbiwBWyr8

Un saludo desde la bellísima Galicia.

A.

Diego Escribano C. dijo...

Leo a posteriori una entrada con la que coincido en cada idea expresada.

JAVIER RETA dijo...

Ana Maria, suscribo plenamente tus reflexiones.

viss dijo...

Yo también vote porque pienso que hay que participar en una democracia no solo para que vean que la exigimos sino que también la vivimos. Espero que siga el movimiento 15M, que no quede anclada en el olvido de esta sociedad cuando todo haya pasado porque hay que seguir la lucha porque todo se puede mejorar y no hay que consentir este abuso hacia el pueblo!!!