miércoles, 1 de diciembre de 2010

Decisiones difíciles

Nieva en Madrid y el frío se cuela por el cuello de nuestras camisas, el tigre celta maúlla como un gato abandonado y hambriento y luces errantes cruzan el cielo.

Escuchamos a los políticos de turno y a sesudos periodistas frases como “España tiene que hacer los deberes”, “hay que mandar mensajes claros a los mercados”. Es lo que tiene la economía: resulta tan esotérica y tan impenetrable que sólo queda decir frases hechas para expresar la incertidumbre, mezcla de resignación e ignorancia, que produce ver como la crisis nos desnuda en este invierno frío.

Algunos pensamos que los deberes de nuestros países debieran ser otros, no precisamente desmantelar el estado del bienestar ni retroceder en derechos conseguidos tras tantos años de lucha, que el mensaje a mandar a los mercados debiera ser distinto, que no podemos ceder ante su chantaje.

Ahora nos toca ver cómo los que gobiernan proclaman con una pose de dolor y con aires de orgullosos hombres de Estado que “hay que tomar decisiones difíciles”. ¿Difíciles para quién? Como bien dice Tony Judt en su libro “Algo va mal”: “Actualmente nos orgullecemos de ser lo suficientemente duros como para infligir dolor a otros. Si aún estuviera vigente un uso más antiguo, en virtud del cual ser duro consistía en soportar el dolor, no en imponérselo a los demás, quizá lo pensaríamos dos veces antes de valorar tan insensiblemente la eficacia por encima de la compasión”.

Ante estos reproches el político en cuestión dirá, con aire paternalista, que exigir que se defienda el estado del bienestar, la dignidad de lo público, tributaciones progresivas en función de la renta, que paguen la factura quienes originaron el fiasco tal y como están las cosas es ingenuo y fútil.

El consenso, al parecer, es otro. El Estado sólo deber intervenir para rescatar al sistema financiero del desastre, pero por lo demás su existencia ha de ser mínima, lo mismo que la tributación y la regularización de los mercados. Que lo bueno y lo inevitable es confiar en la mano invisible y que Adam Smith mola todo.

Pero es que no siempre fue ese el consenso existente. Hubo un tiempo en el que se adoptaron políticas muy diferentes y aquellas medidas fueron las que originaron el progreso que permitieron una mejor distribución de la riqueza y del bienestar. Los tiempos de New Deal tras la Segunda Guerra Mundial y de la “Great society” en los 60 convirtieron a EEUU en un país en el que la posibilidad de ascender socialmente era un sueño cercano. Las políticas adoptadas por los gobiernos de la vieja Europa tras la Segunda Guerra hasta los 80 crearon la Europa del bienestar, con su sanidad y su educación pública y universal, su seguridad social, sus negociaciones colectivas. La idea de que el bienestar colectivo sólo podría sostenerse con la regularización de los mercados y con un Estado solvente, activo y presente en la economía era un hecho incuestionable.

Los ochenta y el consenso de Washington supusieron el final de todo aquello. Hasta hoy, día en el que se cuestiona la sostenibilidad de todo lo logrado.

Y la perdida de protagonismo por parte de la sociedad civil y el deterioro moral de la intelectualidad política (no hagan chistes porque la expresión no siempre es oxímoron) nos llevaron a este lugar.

Cita también Judt a Tolstoi: “No hay condiciones de vida a las que un hombre no pueda acostumbrarse, especialmente si ve que a su alrededor todos las aceptan”.

Y luego Judt añade: “Décadas de creciente desigualdad parecen habernos convencido de que esta es una condición natural de la vida sobre la que cabe hacer poco.”

Quizá se trate de eso, de romper con esa aceptación y reclamar lo que, por ser nuestro patrimonio natural como seres humanos, nos deben: la dirección de nuestros destinos, los derechos que supeditan las libertades del mercado a la de los hombres y las mujeres. No somos meramente criaturas económicas que sirven para alimentar estadísticas, somos hombres y mujeres y, lejos de la ingenuidad, exigimos el protagonismo que nos corresponde y que se resuelva el déficit democrático que les lleva a algunos a tomar “decisiones difíciles”, contrarias al interés general.

Una de las consecuencias de esta crisis es el peligro de desaparición de las políticas de cooperación y desarrollo de los Estados, de la solidaridad internacional. Por eso apelamos al activismo ciudadano para cambiar las cosas. Porque en estos tiempos difíciles sólo nosotros podemos suplir esas ausencias.

Por eso, mientras nieva en Madrid y el jazmín trata de resistir los embates de las heladas, mientras agradezco la lluvia que me mantiene cerca de ti bajo el paraguas, te pido que te sumes a nosotros. Que colabores en la campaña de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina), que escuches Luces errantes y que sueñes con un mundo mejor.

Puedes ayudarnos en: www.luceserrantes.com

26 comentarios:

eMiLiA dijo...

Soñando despierta se vence el cansancio, ¿no es así?

No podemos rendirnos y someternos a la marea que soplan otros.

Gracias por siempre mantenernos alertas.

Un abrazo.

llueve rocío... dijo...

Que grande eres...

Silvia dijo...

Una luz de sensatez en una oscuridad de egoismos. Gracias por hacer lo que haces, gracias por no rendirte.
Después de todo, ningún camino fácil lleva a ningún sitio que merezca la pena.

Un abrazo

mentxu dijo...

Gracias por mantenernos dentro de la esperanza, aunque la verdad es que parece que estemos destinados al caos...
Sabes aqui también nieva, pero aqui los jazmines hace dias que se han helado (a 10 bajo cero)
Gracias por la canción....
Besos, abrazos y muchas sonrisas en este otoño que parece invierno.

Oriente dijo...

Un mundo mejor es posible, si lo soñamos podemos hacerlo realidad!.
Creo en Casandra, creo en tu lucha ( que es la nuestra ),gracias Ismael por darme la certeza que estoy haciendo lo correcto.Gracias por darnos siempre el aliento necesario y la esperanza renovadora de apostar cada día un poco más!.Me sumo a tu lucha y sigo soñando , pero más despierta que nunca!!. Un beso enorme!!

Fernandinova (: dijo...

Porque en el momento en que perdamos los sueños, nos habrán arrebatado todo...

Creo en la lucha de los hombres y mujeres, en la de los oprimidos, la de los nadie, nuestra lucha... Somos muchos, somos los más...

Un abrazo!

CARMEN dijo...

Eres una persona estupenda, y de tu canción Luces errantes solamente puedo decir que es preciosa.
Un abrazo y mucha suerte.

El fontanero del mar dijo...

efectivamente, todas las decisiones nos están haciendo más que machacarnos una y otra vez haciendo que el pueblo pierda la esperanza. Es muy importante la movilización y que acudamos en masa a votar en las próximas elecciones, no dejarnos vencer ante el desánimo que están creando en nosotros

OLGA dijo...

Tengo una hija de 13 meses, y el mundo duele infinitamente menos si la miro, aunque a veces duele más, cuando pienso que será el mundo en el que viva. La crisis nos ha vuelto a recordar que las reglas del juego son injustas, mezquinas y tramposas y, lo que es peor, se nos presentan como inevitables, inamovibles. Nos instalamos en un “es lo que hay” y nos volvemos autómatas, indiferentes ante el dolor ajeno, cuando no insolidarios, egoístas y crueles, proclamando que no es mi problema, no es mi “guerra”.
Aunque sean días difíciles para el optimismo, debemos mantenernos firmes en la certeza de que otro mundo es posible, como tú no te cansas de recordarnos. Y lo será si este clima de apatía y desilusión no nos sirve como coartada para rendirnos, y nos esforzamos por educar a nuestros hijos de forma que sean adultos críticos, sensibles y solidarios. Así, el mundo será efectivamente más cercano, más humanos, más justo y más limpio porque Pablo y Carla, y muchos otros, habitan en él.
Te admiro por tu compromiso, por tu coherencia, por tu sensibilidad. Sigue acompañándonos, queda todo por hacer.

Maricel dijo...

... Sueño con un mundo mejor para todos, sueño con una vida mejor para todos, sueño, sueño, sueño...

besos y abrazos

Vértigo dijo...

gracias

Carola dijo...

compromiso...compromiso y icompromiso.... con el projimo, con uno mismo...basta de quedarnos de brazos cruzados dejando pasar la vida, y que otro muera de frio teniendo más de una frazada en tu placard....no bajemos los brazos ,...q el egoismo no nos venza....nuestros hijos vivirán algo mucho peor de lo q hoy nos toca si no reaccionamos a tiempo...

Andrés Alcívar dijo...

Desde Ecuador (donde no cae nieve, todavìa) un inmenso gracias por tus palabras y tu llamado... Por estos días Silvio se preguntaba si su blog era al menos un pelotón, una escuadra de una nueva guerrilla... lo es... Y en este, tu espacio también sumamos nuestras ideas, nuestras causas, nuestro canto... la guitarra del jóven soldado es su mejor fusil... Un abrazo desde el otro lado del charco...

jaime dijo...

Gracias, Ismael.

Esas Luces errantes ya las tengo entre mis manos. Felicidades a ti y a todos los que han intervenido en ese proyecto. Otra joya.

Saludos a todo el bosque.

Fran dijo...

Enhorabuena Ismael, En estos tiempos dificiles en lso que la mayoria sufrimos el mal del asentimiento, viene bien una voz clara y concisa que nos hable de la otra verdad.
Gracias

hada nocturna dijo...

Últimamente pienso, que esas decisiones difíciles que ha de tomar el gobierno para arreglar éste caos, consisten únicamente en saber a quien van a robar, sin que pueda afectar a su propio bolsillo. Tarea complicada, porque han de hacerlo con la cabeza alta y vendiendo el humo de un futuro que cada vez veo más lejos. Una crisis que parece no tocarles. Nosotros seguimos luchando, por una vida mejor, (una vida digna para algunos), mientras en los despachos se busca la mejor manera de salir airosos del problema, recolectando el dinero de cualquier lado, subsidios, sueldos...
Quizás rebuscando en sus bolsillos, encontraríamos alguna respuesta.

Un beso!

Deméter dijo...

Fáciles decisiones, para quienes no sufren la dificultad.

La cooperación se tambalea, y la solidaridad internacional, en vez de blindarse como bancos de esperanza y vida, se evapora... Mientras tanto la industria armamentística sigue aumentando con la ayuda de nuestros fondos. Fondos utilizados para el rescate de los culpables de su crisis, nuestra crisis...

Ante las tristes paradojas del capitalismo, una buena dosis de lucha ciudadana...

Maravillosos algunos de los comentarios.

Salud, compañerxs.

Nati74 dijo...

Es muy gratificante saber que no estamos solos en esta lucha por un mundo más justo, más solidario , más comprometido con la igualdad y que no se rinde ni abdica.
Gracias Ismael por la fuerza de tus palabras y por la convicción con la que las expresas.
Gracias por esas Luces Errantes que de seguro iluminarán el alma de cada uno de nosotros.-
Que no acaben nuestros sueños...

Siempre contigo...

Nati

Valentina dijo...

Justo estoy cursando macroeconomía. El profesor nos explicó que ante déficits sucesivos de la balanza de pagos existen dos políticas posibles, devaluar o ajuste fiscal. Dado que los países de la UE tienen el euro no pueden devaluar, solo les queda el ajuste fiscal, o sea, reducir el gasto público y/o aumentar los impuestos. Así de sencillo. ¿que crueldad no?... para los momentos díficiles y para los lindos también no hay nada mejor que escuchar tu canción "sucede que a veces". Saludos. Vale

Carlos dijo...

Supongo que el frío junto al sol, aquí en catalunya, trae más desconsuelo que luces de esperanza (ya sabes, vuelven a ganar las derechas con una u otra bandera) pero me temo que la idea de "otro mundo, mejor, es posible" cada vez está más lejos. Ojala me equivoque. Ojala

Cristina dijo...

Te estoy leyendo en público, y he visto las fotos (bueno, y te he soltado tres preguntas): métete en la cama, y no salgas en un mes! A dormir y a descansar.

Mamá saltamontes ha hablado.

Besitos

Natalia dijo...

cada uno desde su lugar intenta que el mundo sea mejor...es dificil por que la ambición corrempe el corazón humano, auunque no imposible, hoy encontre este blog y de vos puedo esperar que luches por hacer el bien, amo la música que haces, fui al tearo cuando viniste a esta pequeña provincia Argentina que es Tucumán,la canción que más me emociona es Ana no se a quien se la escribiste pero a mi hija le puse asi por esa letra que me conmueve...bueno pero eso no viene al caso
gracias por intentar hacer de este mundo un lugar más justo para todos toda mi admiración...
Natalia

Lala dijo...

Los jazmines perfuman el aire.
El calor por momentos sofoca de este lado.
Los noticieros no cambian, pues siguen anunciando muerte, crisis, robo, droga, política de la mala.
Las clases están a un paso de terminar, las del cole y las de mi taller. Pasamos de grado por suerte!!! Preparo la exposición de los trabajos finales.
Apuramos el paso del último mes del año entre reuniones y amigos.
Crece en mí el deseo de un mundo mejor, de la posibilidad de realizar los sueños que habían quedado dormidos.
Momentos difíciles, decisiones complejas.
Anhelo el día en que los conflictos y las guerras acaben, aunque parezca simple utopía.
Respeto cualquier tipo de ayuda solidaria, por eso me quito el sombrero ante Luces errantes.
Beso.

Barrabás dijo...

Como dices, eran otros y quedan lejanos los tiempos en los que en occidente se forjaba lo que más tarde se dio en llamar "el estado del bienestar".
Aunque lo pueda parecer, creo que no fue por casualidad, que esta fase coincidiera con el desarrollo, paralelo al mundo capitalista del "otro mundo", el socialista, cuya "amenaza latente" para los intereses de los poderosos, hizo que estos no tuviesen más remedio que hacer "concesiones" con las masas trabajadoras que le proveen de su privilegiada existencia.
Aunque lo pueda parecer, tampoco creo que sea casualidad, que ahora que el fantasma de la hoz y el martillo ha desaparecido de la faz de la tierra, ahora que la clase obrera está más desesperanzada y desunida que nunca, estimen los poderosos, que no sea necesario tener tantas contemplaciones y remilgos con quienes no parece que tengan otra opción que callar y tragar.

Saludos Ismael y a toda la peña.

En barcos de papel dijo...

Aquí también llueve, pero la lluvi es triste si se viaja en ella, sola.

María Clara dijo...

acá, al otro lado del atlántico y con 32ºc de ST; nosotros también seguimos luchando.
Gracias!!