miércoles, 6 de octubre de 2010

Por fin te encuentro

Llueve ferozmente en Bogotá. Los coches se amontonan sobre el río en que se ha convertido el asfalto mientras preparamos el concierto que celebraremos por primera vez en Colombia. Era una cuenta pendiente y por fin estamos aquí, con los nervios y la ilusión propia de las primeras citas.

Ayer tuvimos un encuentro con amigos y amigas colombianos en un pequeño café de la ciudad y charlamos un rato sobre esta primera visita. Y hablamos de este país malherido por la violencia, de los sueños compartidos, de los desparecidos silenciados por los medios, de la necesidad de comprometerse con la realidad, de una Latinoamérica viva, cargada de incertidumbres y esperanza. Fue emocionante encontrar a tanta gente con la que poder compartir las inquietudes que uno plasma en las canciones. La música incide en los que nos une y no tanto en lo que nos separa.

Había abandonado durante un tiempo el blog. Había decidido tomarme un descanso y romper con la disciplina de los miércoles pero aquí estamos de nuevo.

Volver a Madrid y encontrarse con los familiares y amigos fue saludable. En los conciertos de Rivas y Albacete sentí la paz y la melancolía del viajero que regresa y también la urgencia de contar las experiencias vividas en los maravillosos tres meses que pasamos al otro lado del océano.

Llueve ferozmente en Bogotá. Monotonía de lluvia tras los cristales. Escucho como el cielo se rompe y vierte su llanto sobre la ciudad. Y trato de encontrar la calma.

Hago planes. Nuevos viajes. Terminar la canción que empezamos en Palestina. Escribo algún email pendiente. Llamar a casa. Vivir.

La tormenta amaina. Huele a tierra a mojada. Las cosas van a ir bien.

Como la lluvia derramada sobre Bogotá, así se han de verter las canciones que un día soñe. Ojalá dejen este poso de calma, este olor a tierra mojada, retazos de un Edén soñado. En busca de él camino. Encantado de conocerte, Colombia. Por fin te encuentro.

51 comentarios:

Isa. dijo...

Aquí la lluvia de otros días ha dado tregua, luce el sol y hace a ratos frío, a ratos calor.

Espero que tus viajes y tus proyectos vayan bien, y que nos los relates de cuando en cuando. Se te ha echado de menos estos miércoles.

¡Qué tengas una buena semana!

PD: A mí me gusta el olor a tierra mojada, es el olor de la calma después de la tormenta...

Miguel Ángel Gómez dijo...

Algunas palabras y transitorias lluvias salvan abismos. Luminosa y dulce crónica de Bogotá. Por cierto, gran libro ese "Daniel Viglietti, desalambrando" (Alfaguara, 2o1o) de Benedetti, dos grandes almas. Viento del tiempo...

Laura L. dijo...

Que lindo es volver a leerte Ismael. Aun te espero por Pinamar nuevamente.
Un abrazo.
Laura.-

Sangre dijo...

Siempre estás ahí aún cuando no lo pareces :)
Gracias por tus palabras, gracias por estos miércoles :)
Bicos

Un boli Vic sin capuchón dijo...

otro sitio al que vas a encantar...

Vértigo dijo...

gracias

eMiLiA dijo...

Se te extrañó.

Gracias por volver los miércoles.

:)

Un abrazo!

A los OjOs dijo...

Que linda esa lluvia, mezcla de ideas, planes, lagrimones melancólicos y paz. Casi estoy escuchando la lluvia que estás relatando.
Hasta el correr del agua por esas calles, como limpiandolas. Sí, esa pureza de la lluvia, renovadora.
Las cosas van a ir bien. Después de la lluvia siempre sale el sol =)
Beso!

Esfinge dijo...

Bienvenido Ismael. No pueo ir a tu concierto pero seguiré acordándome de vivir con tus canciones...
Nelson Octavio (Bogotá)

Catalina dijo...

Ismael, no sabes el catártico efecto de tus canciones en días de decepción... Me alegro por los colombianos que disfrutaran esta noche en tu compañía, suerte y muchas gracias una vez más.

Lala dijo...

Por fin te encuentro...
Un dulce sabor a reencuentro me invade, y eso me hace feliz...
Acá estoy en la cama de una clínica a punto de pasar por el quirófano, mañana 08:30, mi próximo destino. Una fea emergencia que me sacudió de la cotidianeidad sin tregua alguna. En fin, parte de la vida... Tal vez por eso este bálsamo hecho palabras y relato desde Bogotá me pega duro y me optimiza el alma.
Se hizo costumbre leerte los miércoles, una rara manera de estar en contacto, de hacer catarsis, de compartir vivencias, se sabernos comunicados.
Han pasado muchas cosas desde el último encuentro, despedidas, bienvenidas, soles y ahora nuevamente la lluvia... "Olor a tierra mojada", se aglomeran las imágenes de tantas lluvias y sin embargo la de hoy fue especial. Vino, descargó su furia y se fue, porque por estos lares míos también llovió. Sólo pude escuchar su rabia y ver desde una ventana interna los flashes de luz que se desprendían desde el cielo.
Me anino a suponer que también extrañaste nuestras palabras, un descanso siempre viene bien, pero mi corazón lamentó el silencio, debo decirlo y seguir siendo honesta.
Cuando nombrás Palestina me asaltan unos locos deseos que me gustaría compartir con vos, todo es posible, no es lo que solés decir!?...
Ojalá el calorcito colombiano pague nuestra deuda de haberte alejado de tu verano madrileño... Disfrutá del sol, de los tragos, de los nuevos amigos, de la nueva experiencia y no dejes de sentir el cosquilleo por lo desconocido.
Bueno, me voy a descansar, mañana es otro día, pero todo va a salir bien.
Beso...

P.D. Tomate un riquísimo café colombiano a mi salud, que yo por un tiempo lo tengo prohibido.

Serranianos.cl dijo...

Contentos de que nuevamente hayas publicado en tu blog. Recuerda que Serranianos continúa apoyándote en tus presentaciones.

Saludos desde Chile.
http://www.serranianos.cl

Carlos dijo...

Aquí también llueve, poco, acaso diferente que en el cono sur. pero deja el mismo olor a tierra mojado, el aroma de un recien nacido otoño que promete nuevas vidas, nuevas miradas a viejos problemas.

CARMEN dijo...

ES estupendo volver a leerte.
Sé feliz en Bogotá y regresa pronto, por tierras valencianas se te echa de menos.
Besos y mucha suerte para todos.

maria dijo...

Felicidades, ha ido bien el concierto en Bogotá, la lluvia siempre limpia y da claridad, he podido ver un video de vértigo de anoche y como ya te dije una vez: tú y tu guitarra sois suficientes.
Suerte con los conciertos q siguen. Y no te olvides de ser persona antes q cantante y descansa para después contarnos en españa todo lo q alli has experimentado. Un abrazo.

byztorr dijo...

Yo tambien visite Colombia por primera vez hace poco y mis sensaciones fueron similares...

Encantado de haberte conocido...

Victoria dijo...

Siempre es un placer volver a leerte, se te extrañaba!

Que disfrutes de Colombia.

Un abrazo grande desde Santa Fe, Argentina.

Adriana Gaspar dijo...

Que suerte volver a oir de ti, entender a traves de tus palabras, las emociones que te alcanzan en cada viaje.
Espero que sepas que siempre hay alguien que te anda buscando, espero que en cada nuevo encuentro renueves tu paz y tu fuerza.
Te queremos Ismael.

Gracias

natalia dijo...

Que lindo Ismael, conocer nuevos lugares, donde hay gente que ansía conocerte y escuchar tu mensaje, tantas canciones que cantar! Te felicito de Corrientes, Argentina donde esta vez no tuvimos la posibilidad de verte, pero leyéndote en este blog es como sentirte más cerca...

Esencia29 dijo...

Decía Alberto Plaza "...y me enredo con tu ausencia y me pierdo en tu palabra, confundido en la fragancia de los besos que me faltan hace días, que te espero
hace noches, que no duermo, algo me recorre entero, si hasta parezco un enfermo..."

Hoy me agarro a una canción para hacerte saber que tu ausencia se ha sobrellevado pero desde entonces los miercoles tenían otro color y carecían de mágia alguna.

Te he echado en falta aprendiz de emociones.

Esencia

Noray dijo...

¿Puede haber algo más hermoso que el olor a tierra mojada?

Espero volver a verte y escucharte pronto en Canarias.

Alicia dijo...

Lindas palabras, yo... hace tiempo que te encontré.
Un besote

Esteban Dublín dijo...

Ismael, gracias a ti por venir. Fue un concierto maravilloso. Me hubiera quedado toda la madrugada escuchándote sin ningún problema. Fue un placer tenerte aquí. Por favor, vuelve.

Roxana dijo...

Me pasa en forma cotidiana decir por ejemplo:"olvidé tender la ropa"como dice Ismael, y me rio(pero lo mío no es la letra de una canción, ja) porque la música y la poesía tienen el efecto de unir sentimientos a pesar de distancias, es que se habla el mismo idioma, como esa lluvia y el estar por primera vez en un sitio.Felicitaciones y seguro gustarán tanto que los amaran como aquí en Argentina.
Te dejo un beso.

Sara dijo...

Isma, que concierto tan lindo el de ayer en Bogotá! nos emocionaste a todos...Solo puedo decirte GRACIAS!

Soy una de las tres chicas españolas que conociste al final del concierto...nos quedamos con ganas de tomarnos una birra contigo!:) gracias por ser como eres...si sigues en Bogotá, avisanos!!!!

Sara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Eugenia dijo...

Hola Ismael!
Qué bonito tu encuentro con este país tan interesante y espectacular. Espero que te atrape como lo ha hecho con muchas personas de fuera que vivimos acá.
Soy una de las españolas que te saludaron ayer, encantada de haberte conocido!!!!
Si vas a estar algún día por Bogotá nos encantaría enseñarte esta caótica y viva ciudad....

Valentina dijo...

Ismael, me encanta poder leer tus comentarios. No perder el contacto. Estos nuevos medios de comunicación tan controvertidos nos ayudan a estar más cerca.
Gracias por estar siempre.
Abrazos desde Uruguay.

Mathilde. dijo...

Colombia!dulce alegria, pero tremenda.

Hermoso leer lo que tocan tus manos.
Un placer, leerte otra vez. Desde el otro lado del ozono, Saludos de una diecisiete-primaveral.
Voy detrás de ti.

Castelucha Mariela dijo...

Ismael, que lindo saber de vos, es la primera vez que escribo,que bueno lo que te esta pasando en Colombia, te lo mereces!
Fui a 3 rex y la verdad que te tengo que decir gracias a vos sigo creyendo en el amor dia a dia a pesar que el mundo tiene ese mal gusto de seguir su curso sin contar conmigo! desde la argentina te digo que se te extraña y mucho!
Brindo desde aca con una copita de un tinto, por tus exito!!
Saludos
Mariela

silvia dijo...

Me gusta la lluvia...tiene una música y una poesía especial...me trae recuerdos...de otro momentos vividos...de encuentros y de desencuentros, de alegrías y de tristezas. A su vez tiene un poder purificante...trae la esperanza de un nuevo renacer...
Acuerdate de vivir Ismael!!!
Un saludo desde el Sur

mentxu dijo...

Tu has dado una tregua al blog pero nosotros te hemos echado de menos..... Que tengas un buen concierto,....
Besos y abrazos.....

Deméter dijo...

Imaginaba que el destino nos uniría en algún rincón de esta hermosa y devastadora ciudad, que conversaríamos sobre la realidad que nos muestran y sobre la de verdad, de la esperanza, de américa, del azar,... Algo así como saberte humano y atestiguar que la popularidad no pasó por ti, igual me retrasé o quizás nunca fue...

Olvidé mi forma de ser y hacer, preferí no culpar al destino. El día de venus, a tu izquierda, siempre a tu izquierda, te busqué y creí encontrarte, hermosa ingenuidad. Animada por las sensaciones y por mi segundo cuerpo, te esperé, sabía que saldrías, no tardaste... La cordialidad fue tu bandera, y sin más, dejaste tu huella en mi comprometido libro y tu imagen en mi retina y en mi pc. La realidad no hizo justicia a tanto sueño y resistiéndome, le di otra vuelta de tuerca al destino. El bar nos aceptó, no la réplica de otro de mis apolos, que aunque dice representar, más bien se comporta como un impresentable, pues olvida que al fin y al cabo, nosotrxs le dignificamos...

El viaje de vuelta se tornó brusco, toqué tierra y no era mojada, olía a tierra arrasada, despedí mi sueño y me entregué a la realidad, que efectivamente nos pone en nuestro lugar. Pero no, no me resigno, lo importante no cambia, mi cuerpo seguirá estremeciéndose ante tu sonido y significado.
Y mientras suenas, continuaré la lucha de ese tan posible y necesario mundo, desgarrándome ante tanta injusticia y haciéndome fuerte ante la impunidad... sin olvidar que, el tiempo pasa y sueño, pues vivo...

Salud, compañerxs!


Deméter y su desencuentro.

Natalia Godoy dijo...

Te quiero Ismael, desde mi Chile querido...

MIGUEL ANGEL dijo...

Cuanto más leo a Rodolfo, más comprendo tu vocación, tu herencia, tu música y tu voz.
Todo ese sentir....

AzulQuitapenas dijo...

El encanto es nuestro, por la espera desde hace tanto prometida de estar más cerca a tus canciones, a las historias que nos acompañan. Cali, espero te haya recibido con el calor y la brisa de la tarde, con el olor a Jazmín dulce y con todos estos deseos que tenemos de verte.

Mercedes dijo...

Marcaré los miercoles en mi agenda. Me alegra que retomes la buena costumbre de dejarnos disfrutar de tus textos.

sofía· dijo...

sos tan preciso, en el sentido amplio de la palabra

Ana Laura dijo...

pucha! te extraño mucho!

Lily Malone dijo...

ISMAEL. GRACIAS POR ESE ESPECTACULO DE CONCIERTO. QUE NOCHE TAN MAGICA NOS HAS HECHO PASAR. HASTA PRONTO, OJALA MUY PRONTO. (CALI, COLOMBIA)

Martuchis dijo...

Ismael:

Uno de los grandes atractivos de tu blog (sin demeritar lo que tu escribes), es también leer lo que plasman otras personas.

Esta es la primera vez que mi comentario no es para ti, sólo quería decir que me encantó lo que te escribió Lala, lástima que no tiene blog.

Saludos y espero que estés disfrutando de tu familia después de una larga ausencia.

Tú no lo sabes, pero quiero agradecerte por cambiarle la perspectiva y regalarle un día especial en Montevideo a alguien a quien adoro con todo mi corazón.

Buen inicio de semana.

Solcito dijo...

Mi querido Ismael ...es la primera vez que te dejo mis letras ...aun cuando siempre te leo ....se te extrañaba mucho ...tu ausencia se me hizo eterna ...pero al fin estas aca otra vez ...estas de vuelta ..por fin te encuentro!!...gracias !!

Lala dijo...

Lunes feriado de mañana... Parece domingo.
Otra vez por aquí... Me dieron el alta el sábado, pero también descansé. Los pormenores los dejo a criterio de cada uno de los que han pasado por esta experiencia. El cuerpo es capaz de producir tanto lo más bello como lo más espantoso, en esto último, soy un claro ejemplo!
Milagrosamente no tengo prohibido el mate lo que hace que todo tenga sentido. Hubiera sido el caos para mi vida. Mate y luego existo!
Me dicen que los paisas de Medellín saben ser excelentes anfitriones, espero que lo compruebes y nos lo cuentes.
Martuchis gracias por tus palabras... A lo mejor me tomo en serio tu propuesta, por lo del blog digo, ya me tentaton antes, pero todo llega a su debido tiempo.
Beso.

Agata dijo...

Te vi en Rivas, me hice la foto, de rigor por casualidad, pero me la hice. Y si hay una oportunidad de conocer alguien que admiras y lo pierdes con una simple foto, sin poder expresar todo lo que has influido a lo largo de los años. Recuerdo la primera vez que te escuche en el programa la Ventana con Germa Nierga. Cantaste Papa cuéntame otra vez en el Congreso de los diputados. Ya llovió. Qué difícil se vuelve la vida con las cosas tan sencillas que nos podrían llenar.

MARIA JESUS dijo...

Reencontrar tus palabras ha sido muy agradable, igual que escuchar al amigo que se ha marchado de viaje y vuelve deseando compartir sus experiencias. Es tan auténtico lo que nos cuentas y cómo lo haces que se siente una a gusto leyéndote. Me trae calma.
Te deseo que termines tus conciertos por Colombia con el éxito que te mereces y que vuelvas a casa para descansar antes de continuar las actuaciones por aquí. Un abrazo.

MARIA JESUS dijo...

Por cierto, ¡Feliz día de la Hispanidad!

TanisFer dijo...

Llueve también en trelew, pero no se siente el perfume de la tierra mojada, ni el dulce aroma a vida que traen las tormentas en el campo, tan sólo el metalico olor del combustible, de cientos de autos regresando del fin de semana, de miles de personas reintegrandose a la rutina diaria. Me volvere a asomar por la ventana, pero dudo que la lluvia haya podido lavar el gris monotono de la ciudad...

Martuchis dijo...

LALA: Ojalá que si Lala, escribes con una nostalgia que envuelve y se disfruta, casi exactamrnte como un mate que se comparte en buena compañía y una buena charla.

Perdón por valerme del blog de Ismael, pero no sabía a donde escribirte y si te soy sincera esperaba que vieras mi comentario, me gustó mucho lo que le escribiste a Ismael y me alegra que hayas visto mi mensaje.

Ojajá pasen pronto para ti esos tiempos difíciles y te recuperes pronto.

Andina dijo...

encontrarse en la inmensidad del tiempo y el espacio es una coincidencia mágica de la vida.
Reencontrarse es un milagro!!
Besotes, Ismael

B. dijo...

Que bueno leerte de nuevo!
De cuando en cuando es agradable la espera…

Y yo espero.

Espero, mientras trato de llegar al trabajo y el PO corta Callao otra vez.
Mansamente cruzo a Clásica y Moderna. Que ameno esperar un libro y un corto allí! pero estoy del otro lado del vidrio buceando entre autos ajenos que van al encuentro de su propia espera.
Un micro sin techo repleto de turistas observan y esperan mientras memorizan la acompasada anécdota para la vuelta de este viaje aventura.
Si hablamos de espera, los hermanos mineros saben de esta asignatura.
Mientras la radio me va contando su lento avance hacia la luz, miles de ojos están puestos en Chile y espero como si fuera un familiar más que espera. Espero su espera.

Se siente confortable este intercambio, no importa si cada miércoles o cada tanto.
Sin disciplina, es tu Legado.

Un abrazo.
B.

estela beatriz dijo...

HERMOSAS PALABRAS QUE ENCIERRRAN TODA LA EMOCION DE UN ALMA.FELICITACIONES POR TUS LOGROS.