miércoles, 27 de octubre de 2010

Otoño

Me recupero de las fiebres, del invierno más largo que viví y el otoño desviste los plátanos de mi calle. Así que el suelo se vuelve una alfombra amarilla por la que paseo mis pies cansados. Vuelvo a Madrid y la mañana de octubre me quema y me miente. No es primavera, aunque los días prometan sol y las aves jueguen a perseguirse sobre los tejados.

No es primavera y los periódicos delatan las atrocidades que originó la guerra que nosotros maldecimos. Wikileaks revela el contenido de archivos clasificados y corrobora lo que Casandra vaticinó: decenas de miles de muertos, torturas, abusos, violencia. Ella, la adivina a la que nadie escuchó, aquella que se puse de pie entre el delirio y la mentira, mi dulce Casandra, la opinión pública lo supo antes que nadie y denunció el horror que hubo de cubrir los cielos de aquellos días terribles.

No es primavera en Madrid, aunque la tos y tu ausencia me queme el pecho. Tengo que dejar de fumar, me digo mientras suenan las voces del coro de niños que grabamos en Palestina. Fredi Marugán graba las guitarras del tema, desinteresadamente, con la generosidad de siempre. La canción va creciendo y todos los niños del mundo cantan en las voces del coro de la Escuela de música Edward Said de Ramallah.

No es primavera y el jazmín, que el año pasado resistió al invierno, se aferra a la reja con fuerza, trepa como un dulce recuerdo por la memoria. Y así, con la terquedad de la planta trepadora, salgo a la calle con la intención de seguir cantando, pues vivimos.

Aunque no sea primavera. El otoño, amarillo, como algún amanecer, tiene sabor a prólogo, a maleta a medio hacer, a estación de tren, a desayuno recién servido. La fiebre se marcha, apago el último cigarro y salgo a la calle, esperando encontrarte.

50 comentarios:

mar dijo...

Me alegra tu mejoría y esa idea de dejar el tabaco, aún una asignatura pendiente para mí. Aprovisiónate de chicles de nicotina y conciénciate de que tendrás un humor de perros ( te lo digo por experiencia) ya nos irás contando.
Mientras las noticias se convierten en una película de terror intragable, yo me siento ridícula paseando por el centro con la excusa de comprar unas entradas, tomar un café ... sólo para encontrarte.

Auxi dijo...

La primavera habita en nosotros, el resto de estaciones las vivimos como traspasos de días.

Un abrazo

CARMEN dijo...

Es estupendo saber que te encuentras mejor.
Es otoño y solamente encuentro malas noticias, pero siempre hay algo hermoso por lo que sentirse contento, por el blog de tu padre sé que él es abuelo y tú tío de un pequeñín llamado Pablo, la vida de un nuevo ser siempre es felicidad, seguro que estás muy contento, aunque en la televisión y en los diarios solamente encontremos malas noticias.
Sabes yo también creo en Casandra.

Gracias por tu concierto de Marzo en Valencia, ya tenemos las entradas, será todo un placer volver a escucharte.

Besos de Pepe y Carmen.

jaime dijo...

Gracias por las palabras, por hacerte oir, por encontrarte conmigo.

Laura dijo...

Muy hermoso despertar, servirme un café y leer tus maravillosas palabras. Ahora...si consigues dejar el cigarillo, pasame la receta!

Besos desde Pinamar ♥
Laura.-

eMiLiA dijo...

Ya será primavera otra vez y vos para ese entonces hasta fumes menos.

Nada, que te cuides (no es mucho lo que se pide)

Un abrazo.

Carlos dijo...

Es Otoño en nuestro norte cerca al sur. Es otoño, cierto, y en ocasiones el Otoño trae aroma a cosas nuevas. Trae un calor semejante al de primavera, una esperanza similar a la que ahonda nuestras razones.

Alicia Tantata Chan dijo...

Un otoño recomendado cerca de Madrid: el castañar de El Tiemblo. No es primavera, pero se respira paz, belleza y transparencia.

Ismael, échale huevos a lo de dejar de fumar. No hagas caso, yo llevo casi una semana y no me está suponiendo gran esfuerzo, sin parches, ni pastillas, ni nada... ¡Tu fuerza de voluntad es tu mejor arma!

Y otra cosa, si lo intentas no lo hables con nadie, haz como si fuese algo normal, sin darle importancia. Si te da ansiedad, cambia de actividad y corre a hacer algo donde antes no fumaras (a mí me funciona irme a la cama a leer o montar en bici).

¡Ánimo, compi, confío plenamente en que puedes lograrlo!

mentxu dijo...

Que alegría saber que ya te encuentras mejor y que ya falta muy poquito para verte.... Se hace tan larga la espera.... Y lo de dejar de fumar... es algo que ya te llegará....
Besos y abrazos.... ah y sonrisas...

Isa. dijo...

No será primavera, pero lo parece. Y mientras así sea, disfrutemos de esta pequeña tregua, que otoño nos trae las nostalgias de aquello que anhelamos en otras estaciones...

Me alegro mucho de saber que vas mejorando. Ya sabes, será la gripe, el momento o que no estás a mi lado ;)

¡Qué pases una buena semana!

maria dijo...

Hoy he tenido noticias buenas, "todo está bien", y si no fumo tengo más a mi favor de seguir así, la doctora se ha alegrado de saber q no fumo, y yo de no hacerlo. Después de semanas de ansiedad he salido del hospital y me he ido a visitar una de mis ciudades preferidas, he paseado de forma pausada, mirando la arquitectura de sus casas,oliendo a tranquilidad. Un día más al sol, pero q diferente a los otros, me paré a ver el cartel, días 30 y 31: Don Juan Tenorio, si no llueve vente conmigo. (deseando escuchar al coro de niños y tu voz,será una gran canción)

Caro (doyna) dijo...

"Ahora, que cumplimos más años que promesas"...es tiempo de empezar poner de nuestra parte para que, eso que nos prometimos, no quede solo en una expresión de deseo. Más cuando es la salud lo que está en juego.
"Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde, AHORA"

carolina dijo...

a pesar de todo me gusta el Otoño...me alegra saber que estas bien.
Estoy lejos de ti, pero sueño con nuestro encuentro algún día...hasta que llege ese momento te seguiré escuchando. besos

Vero dijo...

QUE ALEGRIA QUE ESTES MEJOR !!!!!
CUANDO SALGAS A LA CALLE ESPERANDO ENCONTRARME RECORDA QUE ESTOY EN URUGUAY !! JAJA BESOS ENORMESSSSSS, MUCHA SALUD !!! :)

B. dijo...

Espero que tu sala huela a mejora. Seguramente han nacido nuevas canciones bajo las mantas.

Acá muchos amigos pasan por el mismo trance gripal, será por el cambio de tiempo mudándose a una temporada más cálida.

Y aunque la estación hace renacer los colores en Buenos aires es un día gris y triste.
Nuevamente hay cristales rotos en la casa rosada, movimiento de traición y violencia.
El humo quema el alma y cubre el aire, dejándonos una sensación pesada y confusa que convierte el reclamo del derecho por el derecho de vida.

Un alma dormida ya no tendrá sueños, de tan joven Mariano no debe haber cometido los suficientes pecados. La pretenciosa justicia del vale todo por no compartir el mismo reclamo. Cobardes, matones e ignorantes de la vida.

La calidez del ambiente avanza impavida a la realidad llenando el aire de besos tibios.

Mi lamento es ciertamente vergonzoso cuando me dejo ganar por el cansancio de la rutina y me escapo a la playa en busca de los colores de la nueva estación.
Y aunque encuentro mi búsqueda, los cristales duelen. Porque sigue siendo un día triste.


Si,triste… y gris.

27 de octubre de 2010 09:25

Elena dijo...

¿Cuántas Casandras andan por ahí siendo ignoradas??? Me temo que varias...

Me alegro de que estés mejor, el otoño tiene estas cosas. Y sí, deberías dejar de fumar ;)

Vértigo dijo...

gracias.

Esencia29 dijo...

Mi aprendiz de emociones, el otoño es hermoso, no porque yo haya nacido en esta estación de caida de hoja, sino porque esta estación de transformación este año te trae a mi in situ, cerca. Asi que este año, grito al viento para que de vez en cuando le recuerde a la luna que no falte a nuestra cita el 11 de noviembre.

Me hace feliz que estés mejor y que a los poquitos remitan esos síntomas perversos de ese virus griposo que en parte envidio por ocupar el mismo espacio que ocupas tu.:)

Lo de que sigas siendo una chimenea andante, es cosa tuya mi aprendiz. Pero mientras te repitas que tienes que dejar de fumar no lo dejarás. Lo sé yo y lo sabes tu.

¿Para cuando esa canción? quiero oirla y algun día tal vez sería bonito verlos a ellos y a ti sobre un escenario en directo.

El jazmín, rey de las flores perfumadas, de esencia árabe. Esconde belleza, sensualidad, amor y apego. Podría ser la flor que represente a ella, a la Música. ¿Tú que crees?

Tu ausencia se sobrelleva y de vez en cuando, que sepas que también quema. Mi abuela decía que cuando el cariño verdadero a alguien o algo logra rozarte llegaba a escaldar. Mi abuela tenía esas cosas.

Resto días y van quedando menos, la sonrisa se ensancha cuando me detengo y pienso que llegará el momento.¡Chico serio no te imaginas cuanto tiempo llevo esperando oirte! Ya puedes ir ensayando tu mejor sonrisa porque quiero verte sonreir. Tercera fila, butaca primera del pasillo, siento decirtelo pero no tienes escapatoria si mi timidez no me gana la batalla.:)

En fin, hoy me excedo demasido pero alguien dijo una vez eso de que "si aquel al que escribes no quiere leerte que deje de leer". Ni se te ocurra dejar de leerme eh! jajajajaja

Sigue cuidandote eh! no oses en faltar a tu promesa aprendiz de emociones.


Esencia

Séptima Crítica dijo...

Cuando veo un espacio para estos comentarios después de leer tu último post me pregunto ¿Los leerás? ¿Serás vos que escribe y luego sale a la calle en busca de la mirada perdida?
Estoy viviendo en este país y hace no más de dos meses te vi en Uruguay. Cantando y contando cómo es tu barrio, la gente que lo habita, las calles, con esos plátanos que deshojan por el otoño, un otoño que se tiñó del dorado sol de primavera en este octubre madrileño. ¿Confundidos por el tiempo impredecible? Si, pero no tanto como por los límites traspasa cada vez más la guerra. Parecería que definitivamente deberíamos ponernos de pie para aplaudir a Casandra por aquello que un día susurró a tu oído y luego tu nos cantaste.

llueve rocío... dijo...

No es primavera, pero me alegro de que estés mejor y ojala vuelvas pronto al sur...

Déjate el tabaco :P

Un abrazo.

Valentina dijo...

Ismael, que alegría que estés mejor! No será Primavera por allá, pero el Otoño es hermoso también! cada estación tiene su encanto... espero sigas progresando con ese nuevo trabajo, no hay nada mejor que un nuevo disco tuyo!
Abrazos desde Uruguay.

Victoria dijo...

Amo la primavera y el aroma a jazmines en noviembre!
Que alegria saber que estas mejor!
Sigue cantando que nos alegras el alma y encuentrate con nosotros pronto...Argentina te extraña!

Abrazos desde Santa Fe.

Lala dijo...

Primavera por aquí... Rara también, a veces nos sorprende un frío de invierno y salimos a abrigarnos.
Un día diferente en mi vida, no sabía si escribir o no. Hoy hace 30años que vi por última vez a mi padre... Apenas tenía yo seis y él también era muy joven... Me abrazó y me hizo prometer tantas cosas. En ese momento no podía siquiera imaginar que al día siguiente su corazón se cansaría de latir y me dejaría con tanta promesa por delante. Sólo algunas pude cumplirle. Aprendí a tocar la guitarra, adoro los idiomas, pero no me dio la altura para ser azafata y conocer el mundo... Pero los deseos de lograrlo no me abandonaron jamás (conocer el mundo digo).
Para vos todo es amarillo, el recuerdo de mi papi es color naranja... ya sé que ha pasado mucho tiempo, pero cómo lo extraño y cuánta falta me sigue haciendo. Perdón por la melancolís de hoy, no pude evitarlo.
Jazmines... Mi flor favorita... Un ramito de jazmines y todo es posible...
Qué lindo sería combinar tu música y mi arte con los niños de Palestina... En fin, tal vez. Por qué no? Me quedaré con la esperanza de contarte mis ideas...
Hay ausencias que queman más que otras, por eso brindemos por el encuentro, por las sonrisas y lágrimas que se conjugan para dar paso a la magia de una dulce y constante mirada que nos permite soñar cuando ya ha bajado la fiebre.
Beso.

Laura Ines dijo...

Primavera... en Río Gallegos, Provincia de Santa Cruz, Argentina. Estuviste por acá hace un tiempo y no pude verte. Ahora ya es tarde, no creo que vuelvas por estas latitudes tan australes.
Escucharte siempre me resulta tan placentero, tan relajante, tan emotivo... Me inspira me conmueve... y se me ocurrió decírtelo. Nunca escribí comentarios en un blog...
Bellas canciones Ismael, muy bellas. Gracias.

LaNiñaMariposa dijo...

Yo también tengo que dejarlo... algún día.

Un beso.

Paula dijo...

Mirá Ismaelito:
si te llego a encontrar...
lo primero q te digo es:
-dejá de fumar ya!, yo sé por qué te lo digo.
¿Que cómo me llamo?
Casandra

silvia dijo...

Hola Ismael me alegro mucho que estés mejor...todo tiene su encanto...el secreto está en saber descubrirlo.
En otoño me gusta ver como los árboles se van pintando con distintos colores, también me gusta oír las risas de los niños cuando juegan con las hojas secas..hay tantas cosas...
Los jazmines me trae recuerdos de mi infancia...de una mesa llena de rostros que hoy no están...de aquel cajón de mi abuela, lleno de recuerdos..de amores perdidos que hicieron doler el alma..de la mirada serena de mi madre..de su risa. Debe ser por eso que cuando siento el perfume de jazmines no me siento tan sola.
Cuando vea las flores, los pájaros en el cielo, voy a pensar en ti, así tu también vas a disfrutar de esta primavera.
Un beso grande y sé feliz.. a pesar de todo la vida sigue siendo hermosa.

Sangre dijo...

En la búsqueda está la respuesta...y el otoño, seguirá siendo amarillo, casi tanto como tus pulmones (va siendo hora de dejar a un lado el tabaco) :D

Ismael, nos encontraremos ;)
Gracias una vez más por tus letras. Un beso enorme a quienes te acompañan. Te esperamos con una amplia sonrisa.
Pd: Cuídate.

Sangre dijo...

En la búsqueda está la respuesta...y el otoño, seguirá siendo amarillo, casi tanto como tus pulmones (va siendo hora de dejar a un lado el tabaco) :D

Ismael, nos encontraremos ;)
Gracias una vez más por tus letras. Un beso enorme a quienes te acompañan. Te esperamos con una amplia sonrisa.
Pd: Cuídate.

tania dijo...

Hola que tal soy administradora de un site visite tu blog http://iserrano.blogspot.com me gustaria intercambiar enlaces contigo si estas deacuerdo con ello no dudes en contactarme.

tajuancha@gmail.com

Andante dijo...

¡Me encanta el otoño!. Tiene su frío, sus "veranillos", sus tardes cortas, los árboles cambiando de ropaje, mejor dicho, quedándose sin él.

Recuerda, con la fiebre, sobran mantas, e incluso un buen baño tiene efectos reparadores.

París ardía, eran los síntomas de esa enfermedad nueva que se llama (neo) liberalismo y que no es más que mercado: la reducción de todo a pura mercancía.

Sal a la calle, ¡la calle es nuestra! que dijeron otros.

Salud, mucha salud, y en mi caso, República, que ya es hora.

Agata dijo...

Vuelven las hojas, ya estoy recogiéndolas. Siento a Casandra dentro clama por una nueva vida, algo diferente nos trae el viento del norte, ha llegado el momento. La revolución de las almas sensibles, esta vez no será asaltando ningún palacio, esta vez será desde dentro de cada uno, nadie notará la diferencia, pero se hará evidente.

Deméter dijo...

Podría ser guardian de sueños, criptóloga de cartas de amor,...invadirme un ataque de vanidad y egoísmo, creer que esta ciudad se deshace y que nuestras miradas se encuentran, vaticinando el glorioso después.

Días ocres, no me despertéis pues no duermo, no amontonéis en las esquinas de la habitación mis pueriles deseos. Ilumíname con tu radiente atardecer, tu saber y tu lucha, que la creatividad escasea y la esperanza amaina. Te ofrezco utopías, pasión, sonrisas,... como aquel dichoso día de venus, donde el local se deshizo y nos unimos en la fugacidad eterna del momento.

¡¡Y vosotrxs!! lxs de arriba, lxs sabixs ciegxs, basta de mentiras anunciadas, de odio, de miedo,... Pues un día, la convincente Casadra despertará y, como evidenció Saramago, la revolución será nuestra.

Salud, compañerxs!

Nati74 dijo...

Es tan bueno despertar cada miércoles contigo, con tus palabras que aunque hoy duelan me dan la fuerza para seguir y para creer en Casandra. Amo los jazmines y esta primavera del otro lado del charco me los traerá con su blancura, su aroma inconfundible y los recuerdos que he guardado en un cajón y que de tanto en tanto aparecen sin pedir permiso. Si tu quieres conservo un ramito para ti para que su perfume mitigue tu otoño amarillo.-
Me alegra mucho saber que estas mejor, que la fiebre se ha ido de tu lado y que esa canción de la que hablas esté por nacer pronto.-
Sal a la calle nomás, sin miedos...Yo te espero.
Cuidate mucho !!!
Siempre contigo

Nati

Solcito dijo...

Hola Ismael ,me alegra saber que estas mejor ...dibujas una sonrisa en mi rostro cada vez que te leo ...
Por aca ...una primavera que nos sorprende cada tanto ..la lluvia que nos dice que los dias grises aun permanecen a nuestro lado ...pero con la esperanza que el sol volvera a brillar entre las nubes .....miro a traves de la ventana y observo el cielo gris ...hace frio ..me pongo mi abrigo y salgo a la calle ...con la ilusion de encontrarte !

Eliss dijo...

Yo amo el otoño... sin más.

Natalia Godoy dijo...

Cada día que siento que no es primavera, paso por aquí.
Tú me devuelves la esperanza,
contribuyes en mi reconstrucción.

Estudio Teatro y hoy me di cuenta de dos cosas: Me gusta y les debo mucho a dos artistas: Benedetti y Tú.

Algo haré con eso, una adaptación de novela a texto dramático de Mario, musicalizado con tu música.

Debo mostrarle a otro público lo que me mostraron a mí, mi abuelo literario (El Sr. Benedetti) y mi padre artístico, musical y vital (TÚ)...

Un fuerte abrazo
desde Santiago de Chile.

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Yo paso el tiempo estudiando
y tú eres mi banda sonora

dante.coronel dijo...

Tal vez no tenga esa poetica forma de escribir como la tienen tus otros seguidores,pero de todas formas,solo quiero decirte que me alegro tanto de haber tenido la dicha de escucharte.Tus canciones forman parte de mi vida y te lo agradezco.Aunque se que resultaria un tanto dificil el venir a Estados Unidos,no pierdo la esperanza de verte algun dia.
De parte de un Argentino perdido en New York.
Gracias.

ambar dijo...

Puede que en tu entorno no sea primavera pero podria ser primavera por dentro tuyo...
Me encantaria saber como hago para conseguir el hombre que corria tras el viento, por tonta me la perdi en el cine :(
Besos, y ojala ese ultimo cigarro sea el ultimo realmente!

Ro dijo...

Aqui es primavera, supuestamente deberia salir el sol por la ventana.
Buenos Aires está agitada, esta rara, esta triste, algunos despiden a quienes ya no están, otros miramos de lejos algo extraños y perplejos.
Q raro es todo...y vos TAN lejos...

Nati J. dijo...

Acá los plátanos arrancan lágrimas y estornudos sin tregua (en Primavera), el Otoño tiene su encanto , melancolico de emociones pero tan cálido a los ojos. Salud!

Nati J. dijo...

Acá los plátanos arrancan lágrimas y estornudos sin tregua (en Primavera), el Otoño tiene su encanto , melancolico de emociones pero tan cálido a los ojos. Salud!

jime dijo...

No se trata de dejar de fumar, se deja, así sin más¡¡
Despierta una mañana y escucha esa voz interior¡¡¡¡No FUMES¡¡¡
Saludos desde Argentina¡¡¡¡¡

isla.de.resistencia dijo...

Cuanta preocupación pareciera generarte el cigarrillo! Y sin embargo...
Vicios.

En Buenos Aires todavía esperamos a la primavera, y es que el frio parece no querer irse.

Saludos Ismael, y ojalá no vuelva la fiebre.

Writter-sama dijo...

Donde vivo no hay primavera, son las lluvias frescas y las tardes con vientos del otro lado del mar, los fieles anunciantes de una nueva época en mi tierra.

Tampoco existe el verano, es el sol quien avisa que ha llegado la época seca.

Y una dulce movidita de la tierra es la que avisa cuando el frío está próximo.

Siempre describes Madrid como algo único y propio, me encantaría verlo con mis propios ojos, después de todo jamás he visto otra tierra que no sea la mía.

Hay voluntad en tus canciones, por lo que creo que posees la suficiente para decir adiós al cigarro.

No te conozco en persona y me siento feliz de tu mejoría, ¿serás un amigo más de esos que aún no conozco?

Decía mi abuela que nada mejor para la tos que miel con limón y una noche de sueño (¿pero qué tipo de sueño será?)

No te mando saludos porque no te quitarán la tos, pero te imaginaré totalmente curado y disfrutando un dulce paseo por esas calles de Madrid que tanto mencionas y en un día de noviembre, con eso deseo probar si la imaginación supera una vez más a la realidad.

mejor la vida simple dijo...

Una mañana el viejo mundo no se enciende, y el principio que une empieza a separar. Intentas aceptarlo con entereza, pero los obstáculos si son duraderos rompen la piedra y de pronto, escuchas un crujido en tu pecho.
Te atreves a coger del brazo al otoño, como acostumbras a hacer con los buenos amigos, y salís a pasear. No distingues ninguna palabra, solo el batir de las hojas bajo tus zapatos ¿o serán las hojas que acumulaste en tu memoria?
Fijas la mirada en el árbol, y al apartarla, todo es de un amarillo anaranjado que invita a la revolución o a la retirada. No sabes por cual decidirte. Ninguna de las dos te ha sido útil.
De todas formas, regresas a casa algo más serena, y confías en que algún día este viejo mundo acabe por encenderse: ‘otro mundo es posible’. Devuelves a la penumbra del portal, el deseo que arropaste en la chaqueta antes de salir, de encontrarte con él.

Suerte Ismael.

elespiritudelchemin dijo...

Casandra también fue uno de mis nombres. Supongo que sigue ahí, a veces he sentido que aquel lugar que visité, postrada y cannábica, donde ella volaba azul era la Troya persistente a la Vida, más allá de la muerte: quise acercarme más, el picado fue regresar hacia todo, hacia aquí y nunca llegar a volver. ¡Qué dulce es leerte, ahora que tan de noche y tengo tanto frío! .*)

NaNa Ruano dijo...

Acá estabamos en plena primavera... y se nos fue una parte del sol...

Bárbara dijo...

Debo ser la única persona del mundo que no quiere dejar de fumar...aún y sabiendo que eso no dirá mucho en mí favor...
Leo que estás mejor, fantástico, porque éste viernes espero verte en el concierto, en ese teatro recién inaugurado que la primera vez que pisé me pareció tremendamente acogedor, con esa voz algo rota y ese aire de melancolía que desprendes. No sé, recuerdas al Otoño, a sentarse en un rincón escondido bajo una manta, un café humeando, un buen libro y para qué mentir...un cigarro...

Recupérate.