miércoles, 4 de septiembre de 2013

Futuro era entonces



Arriba, cruzando agujas de cristal,
volaban taxis y autobuses,
era el 2000 soñado de la infancia:
teletransportación y primavera eterna,
picnic con atardecer rojo sobre Marte,
viaje de trabajo a Ganímedes.

El futuro era otra cosa.
Ahora que el mismo rumor de obuses
achata el horizonte y desorilla el recuerdo,
haciendo que todo parezca vivido:
los mismos muertos, la misma hiel.

El futuro, 
esa foto con filtro vintage en el teléfono,
una liebre encandilada sobre el asfalto,
mirarte mientras duermes, apenas un silbido
arañando las paredes, rumor de felicidad,
aire acondicionado que gotea en la acera,
tú y yo, sólo tú y yo, futuro como cielo en la meseta,
el futuro, entonces, fue otra cosa.

Trataba de decirte que el mañana
fue alumbrado por naves espaciales,
3ª fase de un desencuentro interplanetario,
autoestopista galáctico sin prisas y sin respuesta,
en los mares de Calisto sueñan los delfines.

Y resulta que aunque agarras mi mano
y todo lo que miras se croma y se ilumina,
el tiempo deshiela los polos y los gintonics
y congela las lunas de miel y los correos:
posdatas como escarcha arañando el paisaje.

Era la ciencia mitrada la que colorearía
esos días que habrían de venir,
la luz de la razón hecha prodigio, 
computadoras enamoradas,
probetas con bálsamo de Fierabrás.
Pero la lanza de Longinos atraviesa
nuestras costillas al anochecer,
y el miedo dibuja mesías
en las manchas de humedad,
sobre las pizarras y los juramentos.

Pero todo cambiará.
El futuro será otro.
Vendrá vestido de domingo.
Espantará a las moscas que rondan los sueños.
Dará de beber a las Santas Correas,
a los náufragos que perdieron la estrella.
Sacará a los profetas de su podio
y cubrirá de verde los solares 
abandonados de la Historia.
Los estilitas besarán la tierra
y los icebergs se reunirán como rebaño.

Te llevaré entonces a merendar a Marte
en un taxi intergaláctico
-me dice qué le debo-
y el atardecer rojo brillará en tu cabello,
recuerdos de un verano
en Orión, vía Madrid, 
en que te amé.

26 comentarios:

jaime dijo...

Un placer. Agradecido...

Amorina dijo...

Cómo definir lo que siento cada vez que leo tus palabras...

Gladys Rubio dijo...

El futuro era, que ciertas palabras, no siempre suele ser lo que algún día soñamos.

Gladys Rubio dijo...

El futuro era, que ciertas palabras, no siempre suele ser lo que algún día soñamos.

Gladys Rubio dijo...

El futuro era, que ciertas palabras, no siempre suele ser lo que algún día soñamos.

Mariana dijo...

El futuro también puede ser mejor de lo que soñamos... Te veo en noviembre en el Gran Rex

Anónimo dijo...

Y tus palabras vuelven a encender la llama que ilumina mis sueños, con un sutil equilibrio entre lo real y lo fantástico que abre puertas a la esperanza de un futuro imaginado.

Carlos dijo...

Una vez más, como siempre. MAravilloso.

Unknown dijo...

Ismael! Sos el que expone en palabras mis sentimientos, el que me hace sentir un poquito meno sola, el que me acompaña cuando estoy perdida, con incertidumbre, cuando pierdo el mapa que encuentra el tesoro... Gracias, Gracias!. Ojalá esto Llegué a vos. Ojalá Llegué lo que t escribi y ahora repito, de todas las oportunidades que tuve de ir a verte, la anteultima en agosto en lomas y en noviembre estaré en el Rex, de todas las veces pasadas aun no logré tener una foto con vos... Soy de las que disfruta de tus encuentros, la que t acompaña en versos, Soy de las que pide silencio cuando alguna voz rompe la simbiosis... En fin. Sólo una foto quiero para dibujar en mi la sonrisa que me falta

Sara Narbona dijo...

Muchas Gracias Ismael por tus palabras, son palmadas en la espalda de ánimo y fuerza.

Sara Narbona dijo...

Muchas Gracias Ismael por tus palabras, son palmadas en la espalda de ánimo y fuerza.

contodapalabra dijo...

La merienda en Marte suena como el mejor plan que jamás pensé. Aunque la teletransportacion sigue estando en mi lista de superpoderes favoritos, puedo resignarlo a cambio de que exista ese futuro.
Un poema que me hace doler la panza de lindo

betina dijo...

En mi juventud yo tambien visite Ganimedes. Hermosas tus palabras, como siempre...

Gabriela Garcia Sanchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela Garcia Sanchez dijo...

Tú y Yo

"La devoradora noche concluye. Se abrió una puerta como una presencia en la que deje de ser límite, el absurdo cuerpo encerrado. Ahora soy tú (me siento dos) somos uno mismo, atraídos por un secreto que nos ama y que nos junta. En silencio fundidos, amando, saberse amado.
Costó aceptar querer ser de otro, saberse de otro y que el otro quiera ser tú al perder el yo.
Y es que al mirarme te miras, al amarme te amas, al acariciarte me acaricio y al besarme te besas. Todo es piel redonda, un solo ser que ama por lo invisible y queda libre de cualquier atadura al entregarse el yo.
No puedo respirar sino el aliento de tus venas, no puedes mover tu sangre sin mis latidos, somos una misma llama que alumbra los pasos. Ando la tierra, soy al verte en los utensilios que toco, en la lluvia, en el aroma, en el abrazo de los que se encuentran. Yo era sola, mi voz no tenía cauce ni memoria. Ahora sé que alguien me escucha desde su profunda fuente y comprendo a quien me dice desde lo claro del agua. Y esa palabra eres tú. Conozco más que nunca tu amor, tu paciencia a disculpar todo, porque antes también fui la de la espera. Y a quienes amé también supe entender; sus actos, sus caprichos, sus vaivenes del yo. Ahora al a saberte me enseñas la poderosa pasión de ya no ser. Los amores que tuve me prepararon para este amor. Sé como me amas porque así amé antes. Sé que te pierdes por mí y que sólo te encuentras cuando estas en mi yo que sólo puede ser tú. Porque te amo con todos tus defectos, con tu modo de ser tal como es yo. Mi puerta quedó abierta, tú que eres yo tienes la llave y entras a estar contigo cuando quieres. Ya no podré ser tú, que eres yo."

Vértigo dijo...

gracias

Maria L.M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria L.M. dijo...

Que nos llamen ilusos a los que aún no hemos puesto un crisantemo sobre ese futuro galáctico. Yo aún puedo ver Marte en el rojizo flitro de mis fotografías. Quizá nos acusan de ilusos por querer volver al mañana de ayer, pero en ese futuro inminente, seremos los ilusos quienes gobernaremos lo que quede del mundo.

AnaBasave dijo...

Sí el futuro viene pintado de domingo, no quiero que llegue. No hay nada más triste y que me cause un vacío más grande que un domingo.

LOLA ALCÁZAR dijo...

"Pero todo cambiará.
El futuro será otro.
Vendrá vestido de domingo" ¡¡¡Maravilloso!!! Gracias...

maría josé tirado dijo...

Da vértigo pensar en todo lo que imaginábamos que era el futuro mientras merendábamos pan con nocilla viendo "ulises 31". El futuro a llegado y hoy somos nosotros quienes leemos en los ojos de los niños todo lo que esperan que llegará. El futuro ha venido, y no sé cómo ha sido...
Saludos, espero que te acuerdes de ulises que eres de mi quinta ;) por si acaso te dejo un enlace jeje

http://www.youtube.com/watch?v=_ZS3Azr7ZW8

Anónimo dijo...

¡siiii! vamos a marte a merendar :) ( que cosa más bonita) Inma (Sevilla)

Soledad Di Pasquale dijo...

(suspiros)

Anónimo dijo...

POR FAVOR, VUELVE A GRABAR ESTE TEMA TUYO EN ESTA VERSIÓN ( http://www.youtube.com/watch?v=o5hcR2PYuzw ) Y HAZ SI QUIERES UN CD DE 20 CANCIONES EN LAS QUE TODAS SEAN ESTA, ES UNA MARAVILLA (si quieres mete también otra versión de Plaza Garibaldi). Gracias por tu arte, caballero.

Berny! =) dijo...

Genio! Me encantan tus palabras! GRACIAAAAS! Te vi anoche en Pergamino! Fue un show Hermoso! Te esperamos la próxima!

Flux dijo...

Ehhh... qué bueno!