lunes, 3 de septiembre de 2012

Equinoccio

Terminaron los conciertos en Buenos Aires. Fuimos felices en el Gran Rex. Con rotundidad empezaba la primavera y y el cielo se pintaba de un azul cegador. En Madrid el frío se colaba por las ventanas y las playas se iban deshabitando.
Nosot
ros mientras desgranábamos los recuerdos, recuerdos agarrados a las paredes de nuestro bar, mariposas cansadas de un viaje sin brújula ni pañuelos blancos.

Nos quedan los conciertos en la Plata y volveremos a cruzar el océano con la tristeza del viajero que regresa, con la ganas de verte, con los planes de una huida.

En octubre regresamos a México después de tanto tiempo. Será un viaje fugaz pero nos dará tiempo para hacer un par de presentaciones al menos: en el DF y en Puebla. Iremos, entre otras cosas, para editar el disco y para preparar futuras citas que nos permitan recorrer con más calma el país.

Leo las portadas de los periódicos españoles. La vida es más cara. Suben las almas y el coste de la vida. España huele a cerrado. Es hora de abrir todas las ventanas

24 comentarios:

Luncha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Evelin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Evelin dijo...

Hermosas noches nos han dado en Buenos Aires! Muchas Gracias Ismael!
Aquí, los que aspiramos a ser hombres despiertos, esperamos ansiosos verte de nuevo. El sabado te deje una postal, espero te haya gustado.
Un beso enorme =)

Evelin

mejor la vida simple dijo...

Suenan las hojas,
una a una,
y una contra otra.
Suena el tráfico de las suelas.
La anchura exagerada de las calles
sin contener el único rostro posible.
Sonrío, mantengo la conversación,
y sueño historias.
Voy con el caminar lento,
pies hundidos en el asfalto,
en esta arena blanda, oscura y tensa.
El aire vuelve para mover las hojas,
una a una,
y una contra otra.
Por fuera, el movimiento, la maleta,
la rutina, los días con sol,
las plantas y esta luna llena.
Por dentro, la esperanza despeinada,
las olas, la paz sin techo,
la espera,
los cielos abiertos.

Suerte Ismael.

ana-lili.over-blog.es dijo...

¡Aquí en Argentina te amamos Ismael!!!Ahora cuando se vuelve al propio "terruño",los sentimientos afloran y la nostalgia deja de ser para tomar forma de "casero",de cotidiano,de olor a hogar!!!Que no te golpee la realidad de tu país(si te consuela,es la realidad de una mayoría)y te siga sensibilizando para crear,pensar y hacer crear y pensar!!!besos(Lilí Valladares)

Romina dijo...

Ya llegó la primavera en unos grandes almacenes,
el último neón centellea
mientras media ciudad aún duerme.

qué foto tan linda
:)
besos

CARMEN dijo...

Me alegra saber que estás muy feliz,en tu gira por sudamérica, mientras te esperamos Pepe y yo con las ventanas abiertas.
Un fuerte abrazo.

Isela dijo...

Muero de ganas de escucharte en vivo... México te espera con los brazos abiertos!

Roxana dijo...

La vida sigue su ritmo, cada quien en sus caminos, a veces marean estos giros frenéticos.
Buen viaje Ismael,siempre tus letras me rescatan de la realidad.

Deméter dijo...

Acudo a tu llamada, me invocaste y aquí estoy.

El silencio ocupa nuestros días y la espera no asesina, las palabras ya no fluyen por mis torpes manos y quizás privatizaron nuestra bonita ilusión.

La realidad, mi amor, puede ser maravillosa y debe ser atendida antes de que olvidemos a disfrutarla. Es precioso imaginarse una rosa de madrugada con su rocío vistiéndola de luces, pero es tan necesario tocar sus dulces pétalos, sentir el escalofrío de sus espinas, oler su leve aroma de libertad... y bueno, a pesar de que afuera todo se derrumbre, nosotrxs nos reenamoramos.

Como dice Ismael, me canso de mí, de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. Pero siempre me quedará este cómodo y cierto consejo: "Haz lo que quieras. Pues hagas lo que hagas, te arrepentirás."

Por cierto Ismael, tienes una sonrisa preciosa.

Salud, nos vemos pronto.

Anónimo dijo...

Ay, Ulises, Ulises, embriagado por el canto de sirena o mejor por el canto de las baldosas que cantan partituras de Macri.
Ay Ulises, Ulises suerte que el viaje a Ítaca es largo. Que sea largo.

Isa. dijo...

¿Cuándo vendrás por Granada, Ismael?

Carmen dijo...

Anda vente ya para España Ismael que sentimos mucha envidia sana de nuestros compas de Sudamérica.

Viva América Latina Libre!!

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Gracias por el concierto del sábado en el rex, siempre es un placer escucharte!!!
Exitos en los conciertos de la plata y que tengas un buen viaje de regreso!!!
Cariños y hasta pronto!!!

Lala dijo...

Aunque sigo sosteniendo que se disfruta y no se agradece, hoy digo gracias porque lo supuesto es real y tangible.
Promesa, una más, mate, charla de la buena, en mi playa junto a mi mar...
Beso.

La Vie en Cheddar dijo...

Me ha gustado mucho, mucho la descripción del momento "la tristeza del viajero que regresa, con la ganas de verte, con los planes de una huida." Grande, Ismael.

Leticia Lorena dijo...

La primera vez que te escuche, fue hace unos 16 o 17 años, por radio AM, nadie sabia de vos en el pueblo,no te conocian y no habia discos tuyos por esos tiempos.
Fue hermoso descubrirte, deleitar tus canciones, seguir tu crecimiento como artista. Me gusta tu compromiso social, tus ideales.
Eres un hombre muy inteligente, sigue escribiendo asi,creciendo y dando lo mejor de vos.
Exitos.
Tus conciertos son unicos!

Anónimo dijo...

gracias por el GRAN e INOLVIDABLE show que diste en Buenos Aires el 01/09 un PRIVILEGIO y un LUJO haberte escuchado ....seras un gran recuerdo en mi cabeza....espero poder ser parte de tu cafe de los recuerdos...saludos!!! yanina

Fernando dijo...

Por falta de tiempo (y casi dos mil kilómetros de distancia) me quedé con ganas de irte a ver a Buenos Aires. La próxima vez vente un poco más al sur, que hace dos o tres años que nos tienes abandonados...

sofía· dijo...

sos un sol!

misteriosa dijo...

no se si leerás mi pequeña historia y no tiene relevancia con tu entrada ni nada, pero cuando encontré tu blog no tuve escapatoria, tenia que contarte. soy camila de chile y nunca he tenido la posibilidad de ir a alguno de tus concierto, pero un día me quede dormida escuchando "que va a ser de mi", y soñé que iba a un recital tuyo, sin mentirte ha sido el sueño mas real que he tenido en mi vida .A lo que voy que me fascina la forma en que llegas y con que facilidad puedes tocar el alma de las personas, se que tus conciertos deben ser mejores de lo que yo soñe y espero poder vivir uno de ellos saludos y gracias por todo.

Vértigo dijo...

gracias por todo.

Anónimo dijo...

Se extraña al antiguo Ismael y a su canciones. Cuyas letras y melodias tenían esa frescura e insurgencia que hoy aparecen añejas y complejizadas (sé que las pers evolucionan, pero lo tuyo ha sido una involucion. Tus conciertos si bien tienes ahora más seguidores, se han aburguesado en lugares y en los valores de tus entradas. Hecha un vistazo a tus referentes que tanto citas. Vuelve Ismael y saludos desde Chile. (espero no borren éste comentario)

Adriana Morán Sarmiento dijo...

Te sigo desde hace tiempo, te vi en Buenos Aires, el mensaje de tu música es inspirador.
Soy periodista,tengo una pequeña editorial, me gustaría hacerte una entrevista... ¿qué debo hacer? ¿con quién debo hablar?
Abramos ventanas
Un abrazo infinito.
Adriana
www.lavacamariposaeditora.com
adriana@lavacamariposaeditora.com