miércoles, 1 de junio de 2011

Herido de vida

Acaricio las cumbres nevadas. Dejamos Chile. Nos retuvo un día más el mal tiempo en Puerto Montt. Y al sur del sur, en Punta Arenas cantamos y las gaviotas quedaron congeladas en mitad del cielo azul, sobre el estrecho de Magallanes, con su agua oscura y calma.

Pero antes, en Santiago, la Alameda se desbordaba con el caudal implacable de la cólera popular. No a Hidroaysén, gritaba la gente, exigiendo a la clase política una mirada a largo plazo que parece haber perdido. El brutal impacto medioambiental que tendrá en La Patagonia el proyecto energético que quiere llevar a cabo el gobierno de Piñera hace evidente que se privilegian los intereses empresariales por encima de las necesidades y exigencias de la mayor parte de la gente.

Otro día, los estudiantes en lucha me hablan del endeudamiento de los más jóvenes ante los créditos que exige la matrícula universitaria, de cómo se abandona la universidad pública, de cómo la educación superior se convierte en un privilegio y en el negocio de unos pocos. Y me dicen que saldrán a la calle, para mostrar que, pues viven, anuncian algo nuevo. Pienso entonces en las cartas que llegan desde Madrid. La Puerta del Sol bulle efervescente, las plazas son ágoras vivas donde el debate es intenso y plural. Lamento no estar allí, aunque en cierto modo lo estoy cada vez que canto. Hablo orgulloso de mi ciudad, de todos aquellos que, indignados, se miran unos a otros en las plazas de España descubriendo que les nacen alas, que es la hora de habitar los sueños.

Y queda, mientras cruzo la cordillera, el recuerdo cálido de una mañana de domingo en Quilicura, comuna santiagueña que me recibió hospitalaria y generosa. Paseamos por los jardines de infancia bautizados con el nombre de profesores asesinados por los carabineros durante la dictadura de Pinochet. Y charlo con el hijo de Manuel Guerrero Ceballos, (profesor y dirigente de la Asociación gremial de educadores), con la viuda de José Manuel Parada (sociólogo y exfuncionario de la Vicaría de la Solidaridad), luchadores por la libertad, cuyos cuerpos degollados aparecieron una mañana de 1985 en un descampado de Quilicura. Hablamos también con las educadoras (“las tías” las llaman cariñosamente) que nos muestran orgullosas el trabajo de sus pequeños. Este es nuestro patrimonio, nos dicen mientras la luz del sol parece temblar entre las figuras móviles colgadas del techo. Este es nuestro patrimonio: nuestra gente, nuestra memoria.

Y cantamos en la plaza luminosa de la comuna con integrantes de la Escuela de Música de Quilicura e inevitablemente recuerdo el barrio en el que me crie, pienso en los poderosos vínculos que unían a sus habitantes y que construían la familia vecinal, núcleo de resistencia ante una ciudad que se empeñaba en ser hostil, en las puertas abiertas, como estas por las que me invitaron a pasar para brindar por los ausentes y por el futuro compartido.

Acaricio las cumbres azules y llego a Buenos Aires. Fuimos felices. Y seguimos nuestro viaje, heridos de vida.

44 comentarios:

PEKOSA dijo...

Ismael, que maravillosos sentimientos me produce leerte hablando de mi país y que viniendo desde el norte,desde lejos puedas ver lo que quienes nos gobiernan hoy no logran o no quieren ver... hasta siempre... hasta la victoria siempre!!! Un abrazo...

Cielo dijo...

Siento de corazón que la avaricia de algunos se deje ver en la desesperación de los muchos que exigen lo que por derecho les pertenece: ¡VIDA DIGNA!
Vamos pa'delante, sigamos peleando como sabemos hacerlo, tú con tus letras, hieres DE VIDA mas que con las armas a quienes aun nos queda un gramo de consciencia. Bravo

Alejandra dijo...

Un país pequeño, herido en su memoria, su historia... Por suerte nos encontramos aún con artistas que sienten y expresan lo que muchos quisiéramos cantar y sólo se hace posible en tus canciones... que el vuelo que sigas emprendiendo, aún con heridas te de la libertad de tu voz y siempre la compañía de tu Patria... con afecto desde Chile, quien te admira y respeta, Alejandra Marchant

Pablo pontoriero dijo...

Amigo, ya estas en bs as. y aunque no vengas a capital voy a ir a alguno de tus shows y voy a ir con ella. Por eso te pido, como ya hace unos meses, q me hagas un gran favor, una ayuda. Sigo insistiendo por amor, por esa promesa. Ojala me respondas y ojala pueda cumplir esa promesa. Saludos amigo.

UnoSolo dijo...

Excelente Ismael.
Escribo yo, desde el país que me vió a mi nacer, y en el que espero reposar la eternidad: Mi gran México. He de confesar que mi país está muy lejano de ser perfecto. Aquí, sale la gente a levantar sus puños con dirección al cielo, en lugar de apuntarlos a la cara del prójimo, y todo, para protestar por la violencia. Pero nadie parece escucharnos, o a nadie parece importarle.

En fin.

Espero que reciban, aun solo virtaulmente, mi abrazo solidario todas las personas que luchan y alzan la voz por un cambio. Y una felicitación a quienes lo logran. En México esperamos lograrlo pronto, aunque ese día parezca tan distante, que a veces sintamos que nunca llegará...

paulina dijo...

gracias ismael por esos maravillosos conciertos que regalaste en mi país... Tuve la suerte asistir a dos y estar muy cerca de ti... Conmueve verte tan unido con nosotros y con nuestras luchas... Incluso más unido que muchos chilenos. Por favor vuelve pronto para poder disfrutar con tu música y pensamientos...
Paulina

Isa. dijo...

Buen viaje, Ismael.
Y sí, que no se nos olvide, es hora de habitar los sueños.

maria jesús dijo...

Querido Ismael:
Ya veo que estás muy bien, vivo y disfrutando de tu viaje, de tus conciertos. Me alegro infinito.
Por aquí estamos estupendamente. El sábado asistí a la primera asamblea en mi barrio. Nunca pensé que viviría algo así: los vecinos, la mayoría desconocidos entre nosotros, llegamos a algunos acuerdos muy básicos, como el día, la hora, el lugar de la siguiente reunión, y algunos temas para comenzar el debate la próxima vez. Solo eso, pero nada más y nada menos que eso, trescientas personas que nunca se habían reunido consiguieron mantener un debate con orden, educación y respeto.
Ciertamente otro mundo es posible. Volver al ágora y ser ciudadanos exigiendo derechos y asumiendo responsabilidades. ¡Es genial!
Queda todo por hacer, pero hemos empezado y, si tenemos paciencia y tesón, conseguiremos cambiar.
Bueno, solo quería compartir esto. Seguro que te gusta saberlo y contarlo por esas tierras lejanas en el espacio pero muy cercanas a nosotros.
Cuídate mucho. Un abrazo desde Madrid.

Didycris dijo...

Muchas gracias por llegar tan al Sur, Punta Arenas es bello pero no muchos llegan al fin del mundo para regalar su arte...gracias poeta por regalarnos tu tiempo, tu magia y tu sinceras palabras

Pau Reggi dijo...

si estas en buenos aires te recomiendo ir al cafe del arbol en san telmo, frente a la plaza, hay un cantautor que te sugiero Emiliano Rios, es más creo que alguna vez fuistes pero no entraste en el bar.¿eso es cierto?

mentxu dijo...

Gracias por tus palabras, aqui en el otro lado del charco seguimos en la lucha pero veo que en todos los sitios los poderosos quieren arrebatarnos toda dignidad....
Sigue disfrutando de tus conciertos y si puedes cuentanos tus vivencias que siempre son interesantes....
Besos, abrazos y muchas sonrisas...

Yoselyn dijo...

Ismael, primera vez que entro a tu blog y me encuentro con un maravilloso texto de mi pais, mi querido y sufrido chile...que maravilla que hayas cantado aqui, lamentablemente estoy lejana a todas las ciudades en las que estuviste, yo vivo en la Isla de Chiloé, en Castro, pero cuando supe que vendrias a chile me alegre de que un tremendo artista como tu aún recuerde este revolucionado (ultimamente) pais.
Me emociono leer tu articulo, muchas gracias por ser quien eres.

An dijo...

Buen miércoles Isma... Ya descubrí porque te quiero tanto... Bienvenido a vuestra tierra tambien...
Poyeyu pu truyu anai!!!

Mauricio dijo...

Gracias... por la visita realiza en nuestra comuna y con la presencia de nuestro Alcalde Juan Carrasco al inaugurar los jardines....... la comunidad de nuestra comuna quedo muy agradecida por su presencia y por su sencilles.... buen viaje..... un humilde Quilicurano....

Xampi82 dijo...

Algo tiene ese pequeño país (más bien diría estrecho país) que te enamora en cuanto lo pisas. Un abrazo.

sheila dijo...

Y al final creo que somos muchos países y una sola lucha.La lucha de ser oídos,la de luchar por nuestros derechos.
Me alegra que a un lado u otro del mar se siga teniedo memoria,quizá para no repetir errores,pero siempre para hacernos respetar.
Yo también estoy lejos de mi Madrid y su gente y aunque no puedo estar en Sol,estamos al sur en otra plaza,indignados....
Espero que todo ese frio clima que ahora te rodea desaparezca con el cálido cariño de la gente en cada concierto,allí al sur del sur.
Por España se te extraña y la semana toma esperanza cada miércoles. Cuidate mucho.

Valeria dijo...

Mil gracias por compartir tus vivencias con nosotros.
Espero que la gira por Latinoamérica incluya Montevideo.
Te quiero un montón.

Dulce dijo...

Ismael, te quiero tanto y te respeto muchisimo, cada vez que leo tus palabras me emociono .Buena suerte en la gira.
Con cariño
Dulce.

Rodrigo dijo...

Bonito Ismael...este regalo tuyo de relatar nuestros días y a nuestras gentes...

Elisa dijo...

Bienvenido a la Argentina, ojala tengamos oportunidad de verte, en alguna ciudad que nos resulte cercana a la capital. Puedo leer tus palabras y de acuerdo a los momentos que vivo se resignifican. Mi madre vive en España y acompaña este momento que nosotros desde acá vivimos sin poder creer demasiado y nos trae algunas memorias que queremos olvidar. Ojala que los cambios puedan verse, por los que estamos ahora, por los que vienen con nosotros y a los que les queremos dejar un mundo mejor. Besos y hasta un nuevo encuentro. Elisa

Valentina y Guillermo dijo...

Ismael ¿se podrá dar el milagro de tenerte en nuestra querida patagonia de Aysén? olvidada en el ayer y hoy amenazada por los interes egoistas de unos pocos, las hidroelectricas no solo destruiran la magia de nuestra patagonia, sino también el espiritu de su gente, ya que la identidad de la gente de la patagonia se sustenta no solo en la virginidad y grandeza de esta tierra sino también en la profunda conexión con la naturaleza que nos rodea.

mejor la vida simple dijo...

El desorden de esta noche,
no se eleva apenas del suelo,
no puede verse desde ningún avión,
lamento que tampoco desde el tuyo.
Vencida o vencedora, me siento en la ladera del caos,
por si acaso la vida se atreve a iluminarlo.
Busco siluetas anónimas,
y confirmo que muchas de ellas caminan descalzas,
y no salen a las plazas.
Agradezco que tu entrada de ayer sea extensa,
el aire que levantan tus frases,
hace de este contraluz, un hermoso paisaje.
Todo parece estar cambiando,
y temo que no lo haga en realidad.
Tal vez se necesitan
más voces, más calles abiertas,
menos estrategia, menos reacción,
más acción.
Tal vez se necesite
empezar el mundo de nuevo,
y rescatar la libertad del que camina liviano.
Sigo sin respuestas.
Una gaviota me cruza el pecho,
y quedo herida, no sé si de vida.

Suerte Ismael.

Catalina dijo...

Comparto las palabras que te dedicaron más arriba... es un orgullo leerte hablando así sobre mi querido Chile.
Estamos luchando, la marcha estudiantil de hoy fue un pequeño éxito dentro de todo lo que queda por hacer, dicen que están abiertos al diálogo pero nos pasamos en 10 minutos de los que debería haber durado la manifestación y comenzó de inmediato la represión policial, y no me espero algo distinto para el día viernes en que es la marcha contra Hidroaysén. Hay que seguir luchando, lo importante es que estamos recuperando voz y poder, aquí y en tus tierras hay gente consciente que quiere recuperar el espacio que les pertenece... es gracias a ello que podemos sanar las heridas.
Un gusto leerte, suerte al otro lado de la cordillera!

Catalina dijo...

Comparto las palabras que te dedicaron más arriba... es un orgullo leerte hablando así sobre mi querido Chile.
Estamos luchando, la marcha estudiantil de hoy fue un pequeño éxito dentro de todo lo que queda por hacer, dicen que están abiertos al diálogo pero nos pasamos en 10 minutos de los que debería haber durado la manifestación y comenzó de inmediato la represión policial, y no me espero algo distinto para el día viernes en que es la marcha contra Hidroaysén. Hay que seguir luchando, lo importante es que estamos recuperando voz y poder, aquí y en tus tierras hay gente consciente que quiere recuperar el espacio que les pertenece... es gracias a ello que podemos sanar las heridas.
Un gusto leerte, suerte al otro lado de la cordillera!

CARMEN dijo...

Gracias por tu relato.
Seguro que tedrás una estupenda gira,espero que seas muy felíz.
En España continuamos indignados, y te echamos mucho de menos.
Un abrazo.

Alicia dijo...

Preciso tu relato, me encanta interrumpir mi estudio para leerte. Sé que eres consciente dle privilegio de tu trabajo, de poder llegar a las gentes, aprender de ellos y compartir. Aqui en Madrid seguimos indignados, y en mi caso particular agobiada, me quedan dos exámenes de la carrera. Gracias por trasladar tu viaje a mi habitación.
Besos eternos.

jaime dijo...

Gracias.

PAOLA dijo...

Felices con tu visita en el sur del sur jamás pensé verte aca en la región Magallanes..hasta siempre

Roxana dijo...

Así como vos Ismael el poeta es poeta cuando se compromete con todo su entorno, cuando en las venas corre sangre de justicia.
Aquí en Paraná sueño con mi hija en poder saludarte luego de la función y decirte que compartimos tus sueños de libertad e igualdad, de un mundo más justo para nosotros y los que vendrán.
Te dejo un saludo y gracias por tu compromiso.
Roxana

Leandro dijo...

"Confunden la patria con la sordidez de sus cavernas"

cata red dijo...

Ismael, como Quilicurana te doy gracias por tus palabras, te cuento que el día anterior fue el funeral de Mercedes Castro quien mucho hizo por la comuna, ella viviò ahi desde que era campo, también ella era parte del Consejo de la cultura que organizaba este evento, como sobrina aprendi que el Patrimonio es de todos se hereda se cuida y se ama..gracias por tu visita.

Irena de O dijo...

I.
"Heridos de vida" frase que resume todo un andar del Serhumano ante las pérdidas de sus seres queridos.
Ismael te deseo una buena estadía en Buenos Aires y que el sol brille para ti.
Abrazos.

JOSÉ LUIS dijo...

ismael me agrada el saber que al sur del contienente has dado un respiro con tu música y levanta la mano la adolescencia reclamando espacios que le corresponden. Espero no olvides en tu gira a México, mi país, donde también requerimos de tu musica, paliativo para nuestros problemas sociales.

Marcela dijo...

Qué imborrables recuerdos y qué lindo ver como has ido recorriendo este flaquito y precioso país de mis padres, de mi vida y la de mi mariposita Ainhoa, regalando tu esencia, esa de muchos de nosotros y nosotras reflejadas en tus palabras, en tu armonía...ya veo que nunca olvidaste el camino de regreso como una vez te lo pedí en medio de universitarios que compartían sus sueños llenándote de más historias cargadas de ideales y promesas...sólo tú y tus canciones volvieron y no aquel quien se quedó en madrid temeroso de la vida, de la lucha, de la felicidad por seguro...grande y dulce Ismael... lo tuyo se ha transformado en dulce y ya no duele como antaño...todo lo contrario...lo que no mata, fortalece, dicen y como cita mi primer CD tuyo traído desde Zaragoza con una mochila al hombro(gran tesoro a cambio de diarias madalenas)y que con letra de tu puño en tu primera presentación masiva como invitado en el teatro Caupolicán apoyando la causa Greenpeace por la no caza de ballenas..."Besos por los días que vendrán" escribiste y la vida cambió...Ahora tras este viaje a la nostalgia más bella de mi otrora vida... Besos para ti al otro lado del charco cuando regreses y mientras...besos Allende los Andes!

Lala dijo...

La lucha de tantos pueblos resumida en una misma.
Libertad parece ser la palabra clave en cada encuentro humano que pretende una justa supervivencia en este mundo que demasiadas veces se ha olvidado de los que menos tienen.
La peleamos, tal vez con dolores y pesares salimos a la calle todos los días en busca de pan y de trabajo.
Suena utópico pedir a los políticos de turno que aboguen por el bienestar común, y suena duro decirnos entre sueños que ya perdimos esperanzas en aquellos que nos representan.
Pero me niego a creer que todo está perdido, me niego siquiera a suponer que no hay otra posibilidad.
En Argentina es año de elecciones: discursos y promesas por doquier apenas encendemos el televisor o alguna radio. El descreimiento y el desamparo en que nos encontramos es profundo. Esta generación mía sigue inmóvil.
En fin, Febo asoma ya sus rayos y nos convida un mate para desperezarnos de este letargo en que nos habíamos sumido, nos dice que la plaza está esperando para un picadito y unos mimos.
Yo me pongo manos a la obra para transformar al menos mi pequeño mundo, según dicen las malas lenguas la caridad bien entendida comienza por casa. Tal vez entonces si me concentro lo necesario ese otro bello mundo posible se haga realidad, esos aires de cambio me refresquen la cara, la indiganción y el enojo se escondan para dar lugar a una democracia real, a una vida más justa.
Cierro los ojos, ommmmmmmmm, pido un deseo, reflexiono, me conecto con mi niña interior, por las dudas y si es que puedo tomo tres sorbitos de agua por el revés del vaso aunque no tengo hipo, cruzo los dedos...
Abro los ojos y elijo lo que veo...
Beso.

R dijo...

Que debe pasar en Chile para que hagas una gira tan larga y plena como la de Argentina?
En Viña del Mar y Valparaíso se te extraña y por mas que tocaras a solo dos horas de acá, muchos por tiempo no pudimos ir a verte.

Espero tu regreso pronto por esta tierra de la Quinta Región.

Un abrazo y suerte en tu eterno viaje.

unidalavida dijo...

Los cambios son posibles...no es una utopía...primero hay que cambiar los corazones.
Tú estás colaborando para que esto sea posible...cada uno de nosotros está haciendo algo para que ese cambio sea posible...yo creo que lo lograremos.
Veo que tu gira es muy extensa...descansa...abrígate...que se avecina el invierno.Me preocupa tu salud...ojalá que alguien te haya confiscado los cigarrillos...Recuerda cuidarte...si estás bien ...harás felices a más personas.
Saludos.
Hasta pronto

Rebeca dijo...

A donde vayamos no nos sentiremos ajenos si tenemos corazón... cada vez que leo y miro las noticias el alma se me parte, porque no vivo en un mundo lejano, solo en una pequeña franja de tierra en el centro de américa...

Me duele ver tanta injusticia y tanta gana de pisotear y no dejar que los demás salgan adelante. Yo me declaro afortunada que tengo mi carrera y estoy en otra más por terminar y que en todos estos años no he pagado ni la mitad de lo que muchos gastan en educación privada o pública.... porque si bien es cierto la politica solo beneficia a algunos pocos acá muchos nos hemos visto beneficiados con "educación gratuita y obligatoria" (reza la constitución).

Nunca tenemos que bajar las voces, ismael usted ayuda a que muchos no bajemos nuestra voz, nos ayuda a recordar que seguimos vivos...

iris dijo...

Hace cuatro años me rompieron el corazón, era un falso poeta que hacia suyas las letras de tus canciones, nunca sospechó que serías más que un principio de incertidumbre y no muy tarde advertí que: las hojas que había impreso eran parte de tu cancionero. Fin y principio. Te conocí.
Hace diez meses hui a la Europa, con el corazón nuevamente astillado, buscando una repuesta, fue un viaje inesperado, cincuenta días vagando por el mundo, llenando mi mochila de colores, barrios, aromas, gentes, flores, recuerdos y canciones. El final lo fue mucho más, estaba en el sur de España y me llega la noticia de que dabas un concierto en Rivas Vacia Madrid, estuve una semana luchando por las entradas, por fin en Córdoba, apelé a: quien madruga Dios lo ayuda y las pude conseguir, doble sorpresa, mi compañera de viaje compró también una.
Y lo que siguió fue una casualidad o causalidad de cosas bonitas: cinco combinaciones de subte, bajar en la última parada, gente especial como aquella desconocida que una nos arrimó hasta el teatro Barden para que lleguemos a horario, un concierto como pocos, muy intimo, el mejor de los tres que ví ( los otros dos en el teatro el circulo, en Rosario; el primero con el plagiador, esa misma noche lo incité a que firmáramos un contrato de festejar nuestro casamiento comprando todas las localidades de un concierto tuyo, y el segundo con una de mis mejores amigas, fue su regalo para conmigo al terminar la Universidad y el tercero, este del que te cuento, allí donde quiero volver, en tu tierra).
La suerte parecía tentarme esa noche, por poco, logro infiltrarme y entrar a saludarte, las argentinas, alguien dijo muy bien, somos intrépidas y cholulas. Mas cuando baje los brazos y me resigne a volver sin algo más de vos, el miedo a quedarnos varadas en medio de un lugar desconocido ya despuntando la madrugada, me hizo regresar a la puerta del auditorio, y ahí estabas .. jodido y radiante. Hablamos un rato, creo no haber dicho nada coherente, intentaste ayudarme para regresar a Madrid pero nunca te respondió la llamada tu amigo, tu representante todavía me debe la foto testigo.
Una pareja desconocida, nos rescató de un final no feliz y nos arrimó a las puertas de Madrid, caminamos con frio y hambre por las venas de la extensa Alcalá algo más de setenta cuadras hasta tirso de molina…..ya nada me importaba…
De regreso a la argentina, había llegado la primavera, y sin embargo me encontré con el sin sabor de un silencio ensordecedor, esa no era la respuesta, claro está, que esperaba, tratando de huir, mas coherentemente esta vez, acepté un nuevo trabajo, que me trajo de visita al sur, donde encontré tantas, tantas cosas…
Hace una semana, al llegar a Comodoro, algo interrumpió el recuerdo de las aguas del Lago Puelo que todavía quedaban en mi, era un afiche que anunciaba que ibas a dar función el domingo, arreglé mis tiempos, fui en busca de mi entrada y por primera vez, me estaba esperando el número siete de la primera fila…
Fatalidad o destino, las cosas de la naturaleza, este domingo no vas a estar tan cerca, voy a lamentar que no puedas ver lo eterno de este mar, que por las mañanas parece retirase cansado y por el atardecer intenta regresar con toda su furia, voy a lamentar seguir soñándote despierta, no sé si es la excusa más cobarde, pero al menos prefiero culpar al destino.

Vértigo dijo...

gracias.

Diosesargentino JULIANO dijo...

como siempre es un placer leerte!! y buena estadía por estas tierras.

Azul Kuyen dijo...

Eres maravilloso Ismael! Gracias por ese relato cercano e insurgente. Los estudiantes chilenos aún soñamos con un mundo mejor, saciado de igualdad. Un abrazo enorme!

Lía dijo...

"heridos de vida", heridos..

Natalie dijo...

Ismael, fue un placer tenerte en Chile y estar en tu concierto, el cual como siempre permitió movernos a otro mundo cargado de sensaciones y sueños, lo más valioso que tenemos.
Suerte en el resto de tu gira.
Un abrazo!