martes, 25 de mayo de 2010

Madrid

La crisis estalló y mi ciudad levantaba la mirada al cielo preocupada porque la primavera se empeñaba en no llegar. En el tiempo en que los relojes marcaron la hora de la detonación, Madrid seguía levantándose con el cansancio habitual de los lunes. Como esas muchachas que mienten al decir su edad, la enloquecida urbe se empeñaba en parecer radiante y renovada y serpientes de colores reptaban por sus carreteras maltratadas por el hielo y la sal que cubrieron alternativamente su asfalto en el invierno.

Madrid es el escenario de las mayor parte de los crímenes que cometimos y sus calles, a veces, parecen la ruina de una casa después de una fiesta: intuimos que en algún momento hubo risas y guirnaldas pero ahora sólo queda el rastro de confetis desperdigado por el suelo y las botellas vacías abandonadas en los rincones. Amo Madrid. Con todas sus malditas y maravillosas contradicciones.

Puerta del sol con sus banderas tricolores ondeadas por tipos encaramados a las farolas. Plaza de Oriente con su mar de siniestros brazos en alto jaleando al tirano. No pasarán. Vivan las caenas. Cada mayo celebramos que echamos a patadas a los portadores de la Ilustración, bibliotecarios afrancesados que nos traían el aroma de su revolución sin preguntarnos si quiera. Así nos va. Desde México escribieron su chotis más tradicional. Un jienense la declaración de amor más hermosa y amarga. Sus corralas, escenario de zarzuelas, son ahora pisos patera en las que, por turnos, duermen hombres y mujeres que navegaron todos los mares desde todos los sures imaginables.

La Gran Vía, aspirante a Broadway y Quinta Avenida, con su luminoso de Swcheppes en el que se colgaron satánicos y exorcistas, por la que tanto caminé buscando al coronel Kurtz, cumple cien años. No ardió como el Chiado lisboeta, no la quemó el salitre marino como al malecón de La Habana pero tiene ese aire de bohemio, pobre y soñador, que se cuela en los cafés a arrimarse como oyente a las tertulias, esa belleza de mujer madura y liberada que fuma un cigarro en una terraza del Barrio de las Letras después de haber recorrido la galaxia persiguiendo cometas.

Madrid siempre fue generosa. Mis padres se criaron en un barrio de chabolas, calles de barro y retrete compartido, que forjaron hombres y mujeres venidos desde todos los sures de España, levantando sus casas de chapa y ladrillo con sus manos de olivo, con su manojo de sueños prendido en sus solapas. Eran tiempos de curas obreros, carreras delante de los grises y puños levantados.

Luego, mucho más tarde, vendría la movida, liberación, infantil revolución de papel con hombreras. “El que no esté colocado que se coloque, y al loro” decía el viejo profesor, alcalde de Madrid. También vino el olvido. Otros tiempos. Queda poca poesía en los grafittis que decoran los muros de este Madrid, disparatado, maravilloso y febril. Y menos aún en los discursos de sus responsables políticos que nunca están a la altura de las necesidades de una ciudad como la nuestra.

Madrid y sus obras, buscando el tesoro que guarda un dragón dormido bajo nuestros pies. Madrid de mi infancia. Madrid de mis comienzos profesionales, de mis primeros conciertos en los cafés, en los años en que, en la efervescencia que vivió en los 90 la música en directo, proliferaban por todas partes, aunque su apertura era fugaz, como la flor arrancada del tallo, como un suspiro. Madrid, como un nido de luciérnagas dormidas recibiéndome, abajo, mientras el avión se desliza, agárrate de mi mano, sabes que no aguanto los aterrizajes, abróchense los cinturones. Madrid, tarde de Retiro mientras los titiriteros congelan las miradas de los niños y sus padres beben granizado de limón. Madrid, vermú en La Latina, hombres estatua en la Plaza Mayor. Madrid, Vallekas, puerto de mar, barrio en lucha. Madrid, concierto en el Libertad, cine de autor en Martínez de los Heros. Madrid, mañana de maldiciones, café con churros, repaso del diario deportivo. Madrid, Ciudad Universitaria, césped en mis pantalones. Madrid, casa de las flores y Neruda cabalgando un caballo verde. Madrid, estrella polar, cruz del sur. No es tu mejor momento pero aún estás hermosa. Siempre vuelvo Madrid.

Madrid, gracias por todo. Por estos días de conciertos inolvidables. Por los días que vendrán.

34 comentarios:

Esencia dijo...

h

Esencia dijo...

Debo ser de las pocas personas que jamas ha pisado la capital... pero espero que el día que lo haga en algun cruce me tope contigo o con algo que me recuerde a ti.

Madrid, esencia que fluye por alguna de las venas que cobijan tu sangre...

besos

Esencia


pd: siento lo de h resulta que tiene vida propia :))

mentxu dijo...

Madrid como la mayoría de ciudades tiene cosas muy buenas y cosas que no lo son tanto....
Que bonitas cosas dices de tu ciudad... yo he estado pocas veces pero siempre que voy me siento muy bien....
Y a veces en tus conciertos añoro una cancion que me gusta mucho "vuelvo a Madrid" encuentro que es una canción tan bonita....
Deseo que tus conciertos sigan tan bien, como los que disfrute en BCN...
Besos, sonrisas y abrazos....

iliketurtles dijo...

Sos increíble la verdad, no puedo esperar a agosto para que pises nuestro país del sur, ya te extrañamos aquí en Argentina, y sigo recomendando, deberías escuchar a Lisandro Aristimuño, uno de los mejores músicos locales de la actualidad

Noray dijo...

¡Qué recuerdos! ¡Malasaña! ¡El Concierto homenaje a Canito, el Concierto de Primavera en el 81! ¡Tierno de Alcalde! ¡Qué hermoso era vivir en Madrid entonces!



Saludos.

CARMEN dijo...

La ciudad es preciosa , y precioso es el recorrido que has hecho por ella.
Muchos besos, madrileño.

En barcos de papel dijo...

algún día espero recorrerlo...aunque ése sueño esté muy lejos, quizá llegará. De una manera extraña , incomprensible amo España...
desde Argentina

Cassandra dijo...

Cómo seducen tus palabras hacia esa ciudad bella!, sólo he alcanzado a verla desde el cielo, espero algún dia tapizar sus calles con mi curiosidad.

Qué bien que estés tan bien,
Un fuerte abrazo.

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Madrid es diferente. Ni mejor ni peor, diferente. Tiene más de todo, sí, más de lo bueno, de tiendas de discos, de librerías, de teatros, de bares. Y más de lo malo, de tiroteos en pleno Sol, de landronzuelos, de vagabundos. Pero Madrid tiene cosas que te roban algo más que la cartera. Madrid te tiene a ti. En tu piso cerca de las torres “torcías”. Tiene tu brisa por las mañanas cuando te veo despertar después de charlar hasta las tantas. Tiene a tu hermano y sus caras que me hacen daño. Madrid tiene paseos contigo y con tu amiga. Tiendas y risas. Gafas enormes. En Madrid queda la esperanza de mil cosas nuevas. Allí pasan cosas extrañas. Un tío se te acerca en chándal, camisa, americana y chanclas. Y no se indigna si le deniegas una cita. En Madrid la línea uno pasa por Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal. Y de fondo Sabina se pregunta dónde queda tu oficina para irte a buscar. Y su inmensidad me asusta y a ti en el fondo también, lo sé cuando me llamas para preguntarme qué línea de metro tenías que coger. Ismael me canta al oído que el metro de Callao huele a cenizas. Me invita a pasar la noche más mágica. Madrid se viste con edredón de cuadros verdes por las noches. Y me arropa. Y te sueño.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Madrid es sinónimo de escapada al anonimato en Mr. Jones Country, sinónimo de muchas canciones que forman una banda sonora imprescindible en mundo Jones, empezando por el principio, aquel lejano Kilómetro Cero.
Sorpresa de blog.
LADY JONES

Pd: serás tú? ja! curioso. Guardo una entrada de un concierto tuyo al que no pude asistir, dedicada para mí, jajaja.

Sangre por tinta dijo...

Increible Madrid, estuve de visita el verano pasado...volvería...por supuesto :)...pero no cambio la naturaleza de mi patria gallega, los amaneceres y atardeceres con su mar de fondo...la morriña que todos llevamos dentro cuando nos alejamos de nuestro lugar de origen.
Cada cual tira por lo suyo :D
Un saludo y un enorme abrazo.

MIGUEL ANGEL dijo...

El concierto, presentación, del pasado sábado 15, volvió a mostrarme, una vez más, como tu dices, en familia y núnca mejor expresado, con Rodolfo en cabeza, ese trovador de versos adaptados a nuestro siglo devorador de seres humanos en pro del futuro, pero ese bonito dibujante que eres, con el pincel de tus palabras, que logra sumergirnos en la historia del típico comic de Anacleto, con su edificio repleto de historias personales y dispares, entrelazadas en el tiempo y el contraste de la vida.... Nos llevaste a Peumayen y ahora de nuevo, capitaneas el barco que surca con nuestros sueños el océano del futuro con el vértigo que pasará seguro, de tu mano. Un saludo desde siempre, y siguiendote desde el principio..... un abrazo

Vértigo dijo...

gracias a ti. siempre te esperamos en madrid.

Isa. dijo...

Madrid... es una ciudad que me encanta y en la que, cada vez que voy, descubro algo nuevo.
Maravillosa descripción.
:)

Martuchis dijo...

Y seguímos conociendo e imaginando Madrid a través de ti.

Clarita dijo...

No es que me de envidia....¡¡¡Bueno sí, para que mentir!!!
Todo ocurre en Madrid y eso me encanta, porque ir a Madrid es eso, formar parte de una película en que la protagonista es ella y tú simplemente participas de lo que ella te quiera mostrar y enseñar...
Ay maravilloso Madrid, aunque soy una orgullosísima andaluza, eh?

Un besote enorme, cuidate y feliz semana

Oski dijo...

Gracias a ti por volver siempre a visitarnos a este lugar en que te vimos crecer, desde esos garitos en que empezaste, que abrían un Viernes y cerraban al Lunes siguiente hasta los teatros y palacios de congresos.

Esperaremos nuevamente tu regreso.

Un abrazo.

jaime dijo...

Maravillosos esos recorridos interminables por las calles de Madrid. Gracias por el paseo y por esas tres horas del sábado 15.

Saludos.

MARIA JESUS dijo...

Después de pasear una vez más por las calles de esta ciudad aspirante a cosmopolita y moderna, pero con corazón de pueblo castellano, hospitalario y generoso, volvimos, de nuevo, en esta primaversa luminosa al palacio de congresos a escuchar, sentir y disfrutar del concierto del día 15. Cada vez más hermosos tus conciertos.
Te esperamos para el próximo. ¡Que sea pronto!

Angie dijo...

Es increíble lo que despienta en mi, cada tema, cada frase, cada melodía...Sos de los grandes, de los pocos que quedan, gracias por hacerme sentir esa convinación de sentimientos que siento cuando te escucho... A veces pienso que soy incapaz de sentir hasta que te siento... Te amo Ismael!
Angie.

Arcangel sureño dijo...

Yo te hablaría de esta Córdoba lastimada después de 200 años de Pan y Circo. Y me da unas terribles ganas de decir este 28 de mayo ¡¿Viva la Patria?! pero 3 días después de un tiradero de plata la gente sigue muriéndose de hambre y todo aumenta menos la vergüenza de los vende patria.
Igual yo no sé nada de política. Jejeje>>> Ponéle que no sepa pero si se de los que sufren y los políticos saben poco y nada de eso.

Aquí te dejo algo de Hernández

Las Puertas de Madrid

Las puertas son del cielo
las puertas de Madrid.
Cerradas por el pueblo
nadie las puede abrir.
Cerradas por el pueblo
nadie las puede abrir.

El pueblo esta en las calles
como una hiriente llave,
la tierra a la cintura
y a un lado el Manzanares;
la tierra a la cintura
y a un lado el Manzanares.
Ay rio Manzanares
sin otro manzanar
que un pueblo que te hace
tan grande como el mar!
Que en pueblo que te hace
tan grande como el mar.

Miguel Hernandez

Que tengas un lindo fin de semana!!!

Hasta Pronto Ismael

Gaby

Cristina dijo...

Llegas a mi vida como la brisa del mar en verano, removiéndolo todo, descolocándome el vesido, el pelo y las ideas, sin dejar títere con cabeza ni anhelo en el cajón...Te ecucho y sé que nos conocemos, pisamos las mismas calles, nos enamoramos de las mismas plazas, nos desvelan las mismas tristezas, quizás hasta frecuentamos los mismos bares...
No soy cosciente de haberte visto nunca por mi Madrid, por nuestro Madrid. Sin embargo, eres como un viejo amigo que habla el mismo lenguaje, que ha compartido tantos momentos de tu vida y que cualquier día te topas con él y charlas sin parar hasta el amanecer...
Gracias por el sábado. Por tu honestidad y tu entrega. Por dejarme compartir durante unas horas tu pasión por esta vida llena de tantas cosas, malas y buenas, a la que no tenemos más remedio que amar a pesar de todo.

Cristina dijo...

Llegas a mi vida como la brisa del mar en verano, removiéndolo todo, descolocándome el vesido, el pelo y las ideas, sin dejar títere con cabeza ni anhelo en el cajón...Te ecucho y sé que nos conocemos, pisamos las mismas calles, nos enamoramos de las mismas plazas, nos desvelan las mismas tristezas, quizás hasta frecuentamos los mismos bares...
No soy consciente de haberte visto nunca por mi Madrid, por nuestro Madrid. Sin embargo, eres como un viejo amigo que habla el mismo lenguaje, que ha compartido tantos momentos de tu vida y que cualquier día te topas con él y charlas sin parar hasta el amanecer...
Gracias por el sábado. Por tu honestidad y tu entrega. Por dejarme compartir durante unas horas tu pasión por esta vida llena de tantas cosas, malas y buenas, a la que no tenemos más remedio que amar a pesar de todo.

Paula dijo...

Hola Ismael: hace poco más de un año hice mi primer viaje a Europa, no podía ser otro lugar 1ro en el mundo, que la tierra de mis abuelos en Galicia. Luego de una recorrida x la costa cantábrica, llegar a Barcelona y una escapada a París, pude terminar mi gran sueño en Madrid. Hermosa, colorida y calurosa. Recuerdo q en el taxi del aerop al hotel escucho que había fallecido Mario Benedetti y un lamento llenó el espacio.
Así como en Barcelona conocí Poble Sec, el barrio de origen de Serrat, tome el metro de Madrid hasta Vallekas con K. Tu barrio es muy parecido al mío en Bs As, Saavedra, hasta hace poco orgullosa xq no había llegado la globalización, no tenía ningún hipermercado ni casa famosa de comida rápida, pero le clavaron un Shopping como una estaca, por suerte no fue en su corazón. Por suerte sigue siendo un pueblo en la ciudad.
Nuestros lugares en el mundo no hay que entenderlos, es amor, y como tal hay que aceptarlos, sin que esto signifique dejar de defenderlos.
Madrid esta triste x la crisis, y Bs As festeja los 200 años de la revolución...¿coincidencia?
Gracias x todo lo que hacés.
Te estoy viendo en el Gran Rex, te quiero hacer llegar un libro de Ernesto Sábato pero estaré en el primer piso, x lo q si sentís que te lanzan algo, no es de repudio, es mi libro. Un abrazo. Paula.

Arcangel sureño dijo...

Hay Paula nunca escuchaste esta frase "Argentina no termina en la Gral Paz" bueno te la recuerdo son 23 provincias. Queres que te de un tour. Pasate por Cordoba y tambien vienen incluidas las clases de historia para que aprendas un poquito de el corazoncito de tu-nuestro país.
Tambien podes Googlear Brigadier General Juan Bautista Bustos para que sepan que hay otros próceres
aparte de masones y mata aborígenes. Con todo el respeto que los no tan Bs As me merecen.
No te preocupes por el shopping igual prontolos va a tapar el Rio de la Plata.
Joder! Q Alfonsin no era tonto. Por algo quería pasar la capital a Viedma.

En fin el que quiera oir que oiga o en este caso lea.

Besos

Gaby

Nares Montero dijo...

Un inciso: No es cierto que quede poca poesía en los grafittis que decoran los muros de este Madrid. Para muestra un botón: http://neorrabioso.blogspot.com/search/label/Neorrabioso%20CABECERAS

Aún quedan poetas en Madrid, y gritan para sordos.

Arcangel sureño dijo...

Cuando todos festejaban 200 años de la patria ARGENTINA (si es que Cristinita y los anteriores dejaron algo sin vender o apropiarse) cuando todos contentos festejabamos como en un mundial. Cual era? Ah sí el de 78, creo. No sé no me contaron yo nací 4 años después. Se acuerdan que todos tiraban papelitos y gritaban gol tapando gritos de 30000 personas que ya no están. Bueno algo así pasa ahora sólo que no es tan evidente. Y tal vez esta no sea una dictadura miitar pero me da mucha gracia que se la tiran de izquierda o de peronistas. Creo que soy de centro y saben x q? Porque siento y pienso vivo con el corazón.
Fuerza España, todo pasa. Si lo sabremos nosotros.
Les dejo algo para que vean la mejor forma de festejo un 25 de mayo. :)

Este fin de semana 2500 voluntarios de Un Techo para mi País levantaron 200 viviendas en todo el país simultáneamente.

Un Techo para mi País construyó 200 casas en distintas localidades de todo el país bajo el lema “Un país unido puede cambiar la historia” para conmemorar de un modo diferente el Bicentenario del país. La lluvia no paró a los más de 2500 voluntarios que se unieron para llevar a cabo el proyecto simultáneamente en Buenos Aires, Córdoba (Capital y Río Cuarto), Misiones, Neuquén y Salta.

La construcción en Buenos Aires se realizó en los barrios El Gauchito y Nicole (La Matanza), Ovejero y Los Ficus (Maquinista Savio), El Triunfo (La Plata) y El Manzanar (Pilar). Estas casas significan, además, un paso más en la meta nacional de la organización de llegar a los “2010 Techos para el 2010”: ya van construidas más de 1550.

Como parte de la campaña “Tu firma construye” la organización se encuentra reuniendo firmas a través de su sitio Web www.untechoparamipais.org.ar: cada 500 que se logren inscribir se construirá una vivienda, gracias al aporte de empresas y particulares, y con el apoyo de Aeropuertos Argentina 2000, Isover, Easy y Vía Bariloche.

Agustín Algorta, Director Social Nacional declaró: “Como jóvenes tenemos un compromiso de mostrar que en el Bicentenario de nuestro país somos miles los que estamos comprometidos con un cambio profundo, trabajando en conjunto con las familias de los asentamientos.” A su vez, Adrián Muhlberger, Director Social de Córdoba agregó: “Estas fechas son siempre propicias para reflexionar acerca de la realidad en nuestro país; no sólo mirando al pasado, sino al futuro: tenemos el desafío de consolidarnos definitivamente como país, logrando que la pobreza sea realmente historia”.

GRACIAS

GABY

Lala dijo...

Estoy necesitando un bálsamo...

Jorge G. Palomo dijo...

Familiares y amigos, pongamos que hablo de Madrid, la ciudad invivible e insustituible... Gracias por hacernos soñar, Ismael. Felicidades y hasta la próxima huida.
www.jgpalomo.blogspot.com

Paus dijo...

Uno nunca deja de sentir la historia en la ciudad en la que crecio y a mi me encanta! que vos nunca olvides tus raices y las lleves donde vayas...
Madrid tambien para mi sos vos para mi Ismael...
Besos

Federico dijo...

Desde Buenos Aires, pude ver por tus ojos Madrid. Que locura se está viviendo, aunque cada uno elige si hacer vista panorámica o colocarse anteojeras.
Pensar que tuve un fugaz encuentro contigo luego de seguirlos despues de un recital, primero se bajaron tus guardaespaldas y ya desilucionado, bajaste de la camioneta junto al gran Javier. Ese pequeño instante en tu vida, que quizas ni recuerdes, significó mucho en la mía.
Muchos exitos y nos veremos en agosto próximo.
Saludos
FS

con2azucarillos dijo...

Pero sin duda, lo mejor de Madrid eres tú.

Raul Naveda dijo...

Ismael, ven a México. Tu musica es necesaria de este lado. Como muchos Mexicanos corre sangre Española por mis venas y cuando te oigo me siento en casa. Ojala te puedas pasar por aca que tienes una casa tu tambien!!

Cristina dijo...

Hola guapo,

A) es mi cumple... y mi entrada nueva?
B) lo de Israel ha sido brutal, salvaje, sin sentido... pero lo peor ha sido la reacción del resto del mundo: patética. Sé qué quieres ir a Belén, pero el tema se pone por allí cada vez peor... a las palomas que van allí con un poco de esperanza para la gente les encarcelan...
C) He leído por ahí que se ha retrasado el concierto de Sevilla, va todo bien?
D) Estuve el 22 de mayo en el concierto, fila 6, justo delante tuya, cantando contigo (y sentado detrás mía el prologuista del libro de tu padre, que me le quedé mirando porque me sonaba de haberle visto en foto contigo... y luego al ver el libro de tu padre caí en quién era)... Total, el concierto me encantó, y la historia también. Un paquete cerrado, como dije, que introduce las canciones, y las completa. Una historia preciosa. Cositas a comentar sobre el concierto: a veces la música, en las canciones dónde había más ritmo, te comía la voz, y no se te escuchaba bien. Con eso hay que tener cuidado. Y luego, si no te sale lo de bailar... pues hijo, no bailes... ¿estás cómodo con eso, de verdad?
También me gustaron los nuevos arreglos para Sucede a veces... pero claro, me cambiaste el ritmo un poco y me perdí :P

Espero que vaya todo bien, cuídate.

Un besazo